Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 17 de octubre de 2009

Descubra el placer del comer conciente


Tranquilamente podría haber colgado el cartel...


Pero la tecnología avanza no veas a que velocidad, y entre otras cosas, aunque no nos otorga el don de la "ubicuidad"... por lo menos nos hace posible postear este artículo mientras nos encontramos en otros "menesteres"...
Justo en estos momentos en que se ha publicado este post... estoy en un autobus "Alsa" a medio camino de Madrid... pero esta vez de vacaciones... ¡¡¡Yujuuu!!! como dice nuestro amigo Homer Simpson... y la semana que viene... el martes... tomo un avión bien temprano hacia Las Palmas de Gran Canaria... a disfrutar de un poco de playa y de ese veranillo casi perenne característico de esas "Islas Afortunadas"...
...Como no regresaré hasta el siguiente martes, el post del sábado que viene también será automático, para no faltar a la cita, pero casi seguro que para mi siguiente post (del 31 de octubre) colgaremos alguna que otra fotografía conforme los acontecimientos...

Mientras tanto... algunos truquillos para disfrutar conscientemente de la comida sin necesidad de atracarse, lo cual, por supuesto, nos va a servir para facilitar las cosas en nuestro empeño por dar un corte de manga al sobrepeso...

Publicada el 01.07.2009 - actualizada el 07.08.2009
Estategias para adelgazar
Descubra el placer del comer conciente
Claves para desautomatizar la rutina de comer rápido y mucha cantidad. Aprenda a disfrutar de sus alimentos y firme la paz con la comida.
Cuando nos proponemos adelgazar, generalmente pensamos en hacer dieta, sin detenernos a considerar el modo en que comemos.
En general, el esfuerzo se dirige más a modificar la calidad y la cantidad de los alimentos. Sin embargo, si aprendes a comer de manera apropiada, podrás lograr un control cada vez mayor sobre la comida que eliges. ¿Reconoces en tí hábitos como comer rápido, comer sin disfrutar demasiado la comida y comer todo lo que haya en el plato? ¿Suele comer al estilo de los apurones, parado, tenso, mirando la tele, leyendo el diario, mientras trabaja, mientras organizas el día siguiente o discutes con tus hijos? Son hábitos que favorecen el descontrol sobre lo que se ingiere. Es importante identificarlos para empezar a cambiarlos poco a poco.
Para ello puede aplicar la técnica del comer conciente. ¿Conciente de qué? Consciente de lo que estás comiendo, consciente de tu respiración, de tu actitud y de tu postura en ese preciso momento. Con todos sus sentidos puestos a servicio del sabor, del aroma, de la textura, de tu propio cuerpo, de tus movimientos…
Una técnica que al comienzo puede resultarle extraña dado que no estamos acostumbrados a comer de ese modo, muy diferente a lo habitual. Verá que es una herramienta util para:
• Ayudar a controlar las porciones. Hacer más lento el acto de comer le permite a su cerebro registrar la ingesta y avisarle a tiempo cuándo está satisfecho. Esa señal de saciedad suele pasarse por alto, por ejemplo, cuando se acostumbra a comer siempre hasta terminar todo lo que está servido en el plato.

• Disfrutar de la comida. Registrar las sensaciones que provoca el alimento, su sabor, aroma, cambios de textura, temperatura. El comer conciente le permitirá desautomatizar la rutina y recuperar el placer de comer.
La técnica básica para comer conciente
• Antes de comenzar a comer, haga silencio durante 30 segundos. En ese tiempo observe los alimentos: su color, forma, disposición en el plato.

• Acérquese y detecte el aroma. Disfrute lo que siente.
• Imagínese comiendo, bocado a bocado, prestando atención a lo que come.
• Cuando lleve cada bocado a su boca hágalo más lentamente y registre sus movimientos.
• Una vez que haya llevado la comida a su boca deposite los cubiertos sobre la mesa y libere sus manos.
• Mastique y preste atención al proceso. Concéntrese en el sabor de la comida y el acto de comer.
• Siga masticando hasta que el alimento esté totalmente blando. Use esta consistencia del alimento como una señal para tragar.
• Después de tragar, pero antes de poner más alimento en su boca, descanse unos segundos, insertando una pausa en su comida.
Haga STOP en cuatro pasos
La próxima vez que coma, ponga atención y practique estos cuatro pasos:
• Bocado 1 (S, de sabor). Sienta el sabor del alimento. Preste atención al gusto que aparece durante la masticación. Concéntrese en la sensación de comer. Mastique lenta, deliberada y totalmente; trague sólo cuando la comida esté completamente masticada. Ponga especial atención en los alimentos complejos, observe en profundidad todos los sabores y asígneles una descripción: dulce, agrio, amargo, salado, agridulce...
• Bocado 2 (T, de trayecto, viaje). Sienta la textura de lo que está comiendo. Experimente cómo se modifica dentro de su boca, con cada masticación. Fíjese cómo se va volviendo más suave, flexible, uniforme. Trague recién cuando esté completamente homogénea.
• Bocado 3 (O, de observación). Obsérvese: el movimiento de sus manos, brazos, labios. Siga con atención sus dientes, el mentón y la lengua mientras mastica. Al tragar, acompañe con su mente al alimento hacia su estómago.
• Bocado 4 (P, de pausa). Haga una pausa justo antes de poner la comida en su boca. Haga otra pausa a la mitad de la masticación, sólo por un momento breve. Y otra al final, antes de poner en su boca el siguiente bocado.
Repita los pasos desde el comienzo.
Más estrategias útiles
• Haga pausas de 1 minuto (por reloj) en medio de la comida (no entre plato y plato); durante ese tiempo no mastique ni tome líquidos.

• Observe cómo respira.
• Coma siempre sentado y, de ser posible, en el mismo lugar.
• Bajo ninguna circunstancia coma con las manos; use siempre cubiertos.
• No limpie sistemáticamente el plato; deje, por lo menos, un bocado.
• Coma sin hacer otras actividades como leer, mirar televisión, escribir en la computadora, a excepción de una conversación amable con el resto de la familia. De ser posible, evite durante la comida las discusiones domésticas o cualquier tipo de charla que pueda alterar su tranquilidad y capacidad de dominarse.
• Comience las comidas principales con ensalada o sopa.
• Coma sólo de su plato; jamás pique del plato de los demás.
• Mire la forma en que comen los demás.
• Controle el consumo de alcohol.
Comer en forma conciente es la mejor forma de aprender y dominar las habilidades para comer mejor, disfrutar de los alimentos y firmar la paz con la comida.

8 comentarios:

  1. Interesantísimo artículo, Miguel. Yo, como pertenezco a un panteón mitológico y eso imprime carácter, lo enfocaba desde la perspectiva del ritual, que es del todo complementario con este enfoque consciente tan zen que nos propones.

    Que tengas unas vacaciones extraordinarias. Afortunado tú, que vas este mes, cuando las hordas (que no es lo mismo que las gordas) han abandonado la costa.

    Disfruta todo lo que puedas. Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ainssss,pero que gusto darse unas vacaciones ahora,cuando el resto del mundo batallamos con los colegios,pero mira,tu que puedes,disfrutalas por el resto que nos comemos los nudillos de envidia(envidia sana se entiende)

    Saludines y te vemos el 31.

    ResponderEliminar
  3. Que articulo tan interesante... toda una tarea a seguir.

    Espero que las vacaciones sean de mucho provecho.

    Gracias por las recomendaciones de mi dieta, me gusto el consejo de intercalar queso y huevo en el desayuno. De resto trataré de seguir las pautas, creo que es una buena dieta, no es tan estricta, pero creo que al menos la puedo manejar. Un saludo y muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Tomo buena nota de todo compañero!! disfruta a tope de tu bien merecido descanso.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me da rábia porque en el trabajo no me da tiempo a leer bien... y en casa no tengo casi tiempo tampoco!! argh que vida más ajetreada :D

    Así que a Madrid de pasada ;)

    Espero que lo pases bien en las vacaciones :D

    ResponderEliminar
  6. disfruta de tus vacasiones y espero nos regales como siempre
    las fotos de todas tus aventuras


    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel Arturo.
    Felices vacaciones y ya sabes que aqui te esperamos con muchs fotos heee.

    Siempre me gustan tus entradas tan informativas y formativas a la vez.

    Esta no es la exepción y aunque se que no eres afecto a esto (lo se, lo se) quiero comentarte que tienes un premio en el blog para ti.

    me sentire muy contento que pases cuando puedas si no a exhibirlo en el tuyo ni a premiar a otros si a comentar (claro no es a juerzas jajajaja).

    Un abrazo juerte( acuerdate que es más grande que fuerte) amigo donde quiera que estes rascandote la panza y olvidandote de tus fansss.

    ResponderEliminar
  8. que descanses, ojalá algún día pueda cumplir todos estos pasos, muchas veces me puede la ansiedad pero es cuestión de entrenamiento, no es verdad?

    Felicidades , gracias y buen descanso!

    ResponderEliminar