Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 16 de julio de 2011

Aprende a cuidar tu alimentación

Hay dos reglas muy importantes que deben seguirse a rajatabla y son totalmente obligatorias: controlar lo que comes y cuánto comes.
Contar las calorías de los alimentos ya no sirve de igual modo en las personas que han cruzado la edad de los 30 años. Ahora el nivel es otro, y los requisitos también, así que ahora las medidas que debes tomar son: controlar todo lo que comes y las cantidades que consumes.


Para controlar las porciones, comprueba siempre antes de sentarte a la mesa que la mitad de tu plato contiene verduras, deja un cuarto del plato para proteínas y el otro cuarto para hidratos de carbono. Eso sería lo ideal, por ejemplo: la cantidad del tamaño de un puño de arroz o pasta, 260 gramos de verduras cocidas y una porción del tamaño la palma de la mano de carne o pescado.
Cuánta fruta? Opta por una sola pieza de fruta como el plátano, manzana, naranja o una pera, o un puñado de fresas, cerezas o de uvas.
Por otro lado, evita ciertos alimentos que aumentan la grasa corporal como el azúcar, el alcohol, el arroz, los platos preparados, los pasteles, los helados y los jugos de fruta con alto contenido en azúcar.
Del mismo modo, hay alimentos que te pueden ayudar en la dieta como el aguacate que estimula el metabolismo, el arroz integral que provoca sentimientos de bienestar, mejora el estado de ánimo y aumenta la energía, el té verde que elimina las toxinas y contaminantes y estimula el metabolismo basal o las bayas rojas que mejoran el sistema inmunológico.

Por: Marta Rubio.
Febrero 2011.
Tomado de: http://www.laobesidad.es/aprende-a-cuidar-tu-alimentacion/