Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 24 de octubre de 2009

La Dieta Mediterranea previene la depresión.

Amigos, hoy es, al menos para mi, un día memorable... ¡es mi cumpleaños! cincuentaycinco tacos mejores o peores "llevados" para unos que para otros, según que gusto el de cada cual, pero eso si, llevados por mi con mucho orgullo (y satisfacción... a decir de su Majestad) muy bien repartidos entre cada una de mis duras costillas... y con una moral que pa`que contarte...
Conste: aunque no es obligatorio, si a alguno le "da la vena" puede felicitarme sin problemas... siempre reconforta... aunque no lo leeré hasta mi regreso, el martes que viene...
Ni idea de como andamos de "gramaje"... las vacaciones son para disfrutarlas, amigos, y como en mi vida probablemente nunca más vuelva a cumplir otros 55... hay que darse el "homenaje" que corresponda... probablemente en algún buen restaurante, pero de esos buenos, buenos, buenos de verdad, que de haberlos, hailos...
La tarta (virtual, que no engorda) para compartir...

Y aunque el acontecimiento no me ha deprimido... más bien todo lo contrario... dar "vititi benson" como dice mi amigo Vicente cuando quiere expresar "echar un vistazo" al siguiente artículo, que encontré interesante...


La dieta mediterránea previene la depresión
EFE PAMPLONA Publicado Lunes, 05-10-09 a las 22:42
Un estudio dirigido por la Universidad de Navarra sobre una muestra de más de 10.000 personas voluntarias concluye que la dieta mediterránea previene entre un 40 y un 50%de los casos de depresión, una enfermedad que afecta aproximadamente a un 15% de la población.
El estudio, publicado en la revista Archives of General Psychiatry, considerada la publicación más importante en este ámbito en todo el mundo, se desarrolló en España entre 1999 y 2006 sobre una muestra de 10.094 personas, más de la mitad de ellas médicos, enfermeras y farmacéuticos, que no sufrían depresión.
De ellas, han informado responsables del estudio en conferencia de prensa, 480 desarrollaron una depresión clínicamente diagnosticada y a continuación se comparó la frecuencia de aparición de la enfermedad en función del grado de seguimiento de la dieta mediterránea clásica.
El estudio concluye que quienes seguían este patrón tradicional de dieta presentaban una reducción de entre un 40 y un 50% del riesgo de desarrollar depresión, ha explicado el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra Miguel Ángel Martínez, quien ha afirmado que estos resultados abren "posibilidades maravillosas".
Las deducciones del estudio, ha indicado, resultan coherentes con el hecho de que los países mediterráneos ostentan las menores tasas de depresión de Europa.
En este sentido, la especialista en Psicología y Psiquiatría de la Clínica Universidad de Navarra Francisca Lahortiga ha puesto de manifiesto la elevada prevalencia de la depresión, una enfermedad que sufrirá a lo largo de su vida uno de cada siete hombres y una de cada cinco mujeres, con las consecuencia de todo tipo que ello conlleva, incluidos los suicidios o tentativas de suicidio.
Por este motivo, Martínez ha subrayado la importancia de mantener una dieta mediterránea, que se caracteriza por un alto consumo de verduras, frutas, frutos secos, cereales, legumbres y pescado, con un consumo moderado de alcohol, preferentemente de vino tinto, y una reducida ingestión de productos cárnicos, sobre todo carne roja, y de lácteos.
El poder del aceite de oliva...
Respecto a las causas por las que esta dieta es beneficiosa para prevenir la depresión, la profesora de Medicina Preventiva de la Universidad de Las Palmas, Almudena Sánchez Villegas, ha comentado que algunos componentes como el aceite de oliva o los ácidos grasos omega 3 pueden actuar sobre los mecanismos de acción de los neurotransmisores implicados en esta enfermedad, como la serotonina, y mejorar también la funcionalidad de las membranas de las células nerviosas.
Además, la capacidad protectora de la dieta mediterránea frente a la depresión podría asociarse con un consumo más elevado de algunas vitaminas del grupo B y del ácido fólico, presentes en los productos de origen vegetal, como frutas, verduras y legumbres.
Sin embargo, ha destacado Sánchez Villegas, en España los jóvenes están abandonando progresivamente este tipo de dieta, debido, ha precisado Miguel Ángel Martínez, a la introducción mediante estrategias comerciales "muy bien pensadas" de la llamada "comida rápida", un sector en el que "la fuerza del marketing supera a la fuerza de la ciencia".