Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 28 de enero de 2012

Dieta Enteral Planas

Programa Médico de Perdida de Peso con resultados permanentes y sin pasar apetito



El tratamiento DIETA ENTERAL de Clínica Planas es un método nutricional de eficacia contrastada. No solo es un tratamiento de adelgazamiento sino también un protocolo de reeducación alimentaria y de mejora del estado general de la persona que lo realiza. La Dieta Enteral Planas consigue reducir en un corto periodo de tiempo, el 10% del peso en hombres y 8% en mujeres sin disminuir su masa muscular, sin pasar apetito y evitando que se produzca un efecto rebote.

Consta de dos fases:

La 1ª fase del tratamiento requiere de 3 a 10 días de ingreso en clínica, en los cuales el paciente se nutre a través de una sonda nasogástrica muy delgada, de tipo pediátrico (2mm de grosor) por medio de la cual se administra la nutrición enteral. La colocación de la sonda es indolora y las ligeras molestias desaparecen a los pocos minutos de instaurarla, siendo perfectamente tolerada después de su aplicación. 
Esta nutrición enteral llega directamente al estómago de forma continua a través de la sonda mediante una bomba peristáltica; siendo específicamente preparada para cada paciente según sus necesidades morfológicas, bioquímicas y nutricionales. Durante esta fase el paciente es controlado mediante controles analíticos, antropométricos y fisiológicos. Así podremos regular las diferentes cantidades de componentes y formular su nutrición enteral personalizada preparándola diariamente, que irá nutriendo al paciente sin necesidad de ingerir ningún otro tipo de alimento sólido.
Durante estos diez días el paciente realizará ejercicio físico controlado por un entrenador personal y tratamientos con aparatología médica para acelerar el consumo de grasa.

La 2ª fase la realiza el paciente en su domicilio y durante la primera semana de readaptación ingerirá alimentos sólidos y suplementos nutricionales. Así en los siguientes 7 días seguirá con una ingesta alimentaria personalizada, que de forma progresiva, le devuelva al ritmo alimentario normal. Al acabar esta fase el paciente habrá comenzado la reeducación alimentaria y sabrá cómo, cuándo y cuanto comer y así evitar el efecto rebote.
Durante todo el tiempo que dura el tratamiento el paciente puede hacer su vida normal, puede desarrollar sus actividades normales, incluso realiza ejercicio físico suave. La sonda puede separarse de la bomba, desconectando el alimentador para bañarse, ducharse, nadar, etc., un máximo de 2 horas al día, aunque no más de 15 minutos seguidos.
La nutrición enteral equilibrada y personalizada, compuesta de aminoácidos, carbohidratos, grasas, minerales, oligoelementos y demás compuestos nutricionales específicos, va dirigida a activar el mecanismo de la lipólisis que lleva a la pérdida de peso a través de la pérdida de grasa, manteniendo la masa muscular.


Lo que diferencia a la Dieta Enteral Planas de cualquier otro método de adelgazamiento, es que el paciente se nutre de forma continuada a través de la bomba peristáltica que mantiene un flujo continuo y especifico para cada paciente a través de la sonda nasogástrica. La perfusión día y noche, hace mantener un nivel estable de energía, permitiendo evitar las variaciones sustanciales de insulina en sangre. Esta situación permite al paciente tolerar sin sacrificio y sin pasar apetito el período de 10 días durante los cuales, aparte de la nutrición introducida por sonda, no ingiere ningún otro alimento sólido.

Tomado de: