Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 30 de julio de 2011

Seis preguntas a los centros de adelgazamiento (Parte I)

Cuatro años después del estudio que hizo Consumer a centros de adelgazamiento (ver "Revelador estudio sobre centros de adelgazamiento en España"), ahora vuelve a hacer otro aún más completo: ha visitado 110 centros en algunas de las ciudades más importantes de nuestro país. Aunque dichos centros han mejorado algo, el nivel sigue sin ser bueno. Por eso, es importante saber qué aspectos tenemos que examinar de un centro de adelgazamiento para ver si es adecuado para lo que necesitamos.


¿Necesito adelgazar?

En realidad, es una pregunta previa que nos debemos hacer a nosotros mismos, y no al centro, ya que su respuesta es absolutamente previsible. Si bien hay casos muy evidentes, tanto en sentido afirmativo como negativo, muchas veces la respuesta es algo muy personal, ya que va ligada a cuestiones como el grado de aceptación de nosotros mismos o la importancia que le demos a la estética, entre otras.
Sin embargo, a veces el criterio del médico de cabecera (o, mejor, el especialista) puede y debe ser determinante, ya que cuenta con datos (análisis, historial médico...) que pueden decidir por sí mismos por razones de salud. Adicionalmente, podemos recurrir a un criterio objetivo, aunque no determinante, a la hora de ponderar si tenemos o no sobrepeso y debemos adelgazar: el IMC o Índice de Masa Corporal.
Si bien la mayoría de nuestros lectores es probable que lo conozcan, es bueno recordar aquí que el IMC se obtiene dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado. Por ejemplo, una persona que pese 80 kilos y mida 1,75 metros tendrá un IMC de 80/(1,75x1,75)=26,12. Es importante conocer el significado real del índice: de 18,5 a 25 es peso normal; de 25 a 27, sobrepeso grado I; de 27 a 30, sobrepeso grado II y por encima de 30 es obesidad, en sus diversos grados.
1) ¿Tiene el centro de adelgazamiento personal con la formación adecuada?
Esta pregunta es muy importante, y sólo uno de cada cuatro centros visitados cumplía la condición de ser atendidos por un endocrino, dietista o nutricionista. Es evidente que el tema de la nutrición es muy complejo, y dejarlo en manos de alguien sin los conocimientos adecuados puede ser ineficaz y, lo que es peor, peligroso.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en julio de 2011,
a partir del estudio de Consumer sobre
centros de adelgazamiento

sábado, 23 de julio de 2011

Cómo adelgazar barriga y lograr un abdomen marcado.

No te desesperes, según los expertos en acondicionamiento físico y fitness, perder peso y reducir el abdomen sí es posible. No obstante, no existe ninguna fórmula mágica para esto. No hay ninguna cura milagrosa, plan dietético, alimento o rutina de ejercicios abdominales específica que actúe exclusivamente sobre la grasa abdominal para adelgazar barriga. Pero la buena noticia es que ésta es la primera grasa que se tiende a quemar cuando comenzamos a perder peso.
Bien tengas cuerpo en forma de manzana, con exceso de grasa abdominal, o de pera, con cadera y muslos anchos, cuando quieras adelgazar barriga y perder kilos, lo más probable es que lo hagas de forma proporcionalmente mayor en el abdomen que en cualquier otra parte del cuero. El 99% de las personas que pierden peso lo hacen primero en el abdomen, antes que cualquier otra parte del cuerpo; de igual forma, la parte superior del cuerpo siempre perderá proporcionalmente más peso.
¿Esto a qué se debe? La grasa abdominal o visceral, aquella que se encuentra en lo profundo de tu cintura, es metabólicamente más activa y más fácil de perder que la grasa subcutánea que se encuentra bajo la piel, especialmente si tienes grandes cantidades de ésta.
Pero, según los expertos, entre más peso tengas para rebajar, más rápidamente empezarás a adelgazar barriga. Las personas que sufren de un sobrepeso significativamente mayor ya sea obesidad tipo 1, 2 o 3, podrán ver resultados más rápidos sobre su zona abdominal que las personas que no necesitan perder peso rapido en esa región, como por ejemplo la gordura post-menopáusicas.


¿Pueden los cereales integrales ayudarte a quemar grasa en el abdomen?

Un estudio reciente publicado en la Revista Americana de Nutrición Clínica (American Journal of Clinical Nutrition) comprobó que una dieta para bajar la panza rica en cereales integrales y con un buen control sobre las calorías puede llevar a rebajar una cantidad extra de grasa acumulada en la cintura y reducir barriga o abdomen de individuos obesos y gordos.

Los individuos que hicieron parte del estudio y que comían todos los cereales integrales (en adición a 5 porciones de frutas y vegetales, 3 de lácteos bajos en grasa y dos de carne magra, pescado o pollo) pudieron adelgazar barriga mas rápidamente que un grupo que mantuvo la misma dieta, pero con cereales refinados. Adoptar una dieta rápida para bajar de peso rica en cereales integrales y con una cantidad reducida de carbohidratos refinados cambia el nivel de respuesta a la glucosa y la insulina, lo que facilita la movilización de los depósitos de grasa.
Cuando consumes alimentos refinados como el pan planco, esto genera una serie de eventos. Todo comienza con un aumento de los niveles de azúcar en la sangre, seguidos por una respuesta mayor a la insulina, lo que puede causar que la grasa sea acumulada más rápidamente. Pero si adoptas una dieta para bajar la panza bien balanceada, equilibrada y rica en cereales integrales (que también tiende a ser más rica en fibra) esto te ayudará a mejorar tu sensibilidad a la insulina y a conseguir tu meta de adelgazar barriga. Esto, a su vez, ayuda al cuerpo a utilizar más eficientemente la glucosa de la sangre, a disminuir los niveles de la misma y a reducir el almacenamiento de grasa. No olvides tambien tratar los 5 mejores ejercicios abdominales que dan resultados rápida y efectivamente para que te ayude a subir tu autoestima y confianza al verte y sentirte bien.



sábado, 16 de julio de 2011

Aprende a cuidar tu alimentación

Hay dos reglas muy importantes que deben seguirse a rajatabla y son totalmente obligatorias: controlar lo que comes y cuánto comes.
Contar las calorías de los alimentos ya no sirve de igual modo en las personas que han cruzado la edad de los 30 años. Ahora el nivel es otro, y los requisitos también, así que ahora las medidas que debes tomar son: controlar todo lo que comes y las cantidades que consumes.


Para controlar las porciones, comprueba siempre antes de sentarte a la mesa que la mitad de tu plato contiene verduras, deja un cuarto del plato para proteínas y el otro cuarto para hidratos de carbono. Eso sería lo ideal, por ejemplo: la cantidad del tamaño de un puño de arroz o pasta, 260 gramos de verduras cocidas y una porción del tamaño la palma de la mano de carne o pescado.
Cuánta fruta? Opta por una sola pieza de fruta como el plátano, manzana, naranja o una pera, o un puñado de fresas, cerezas o de uvas.
Por otro lado, evita ciertos alimentos que aumentan la grasa corporal como el azúcar, el alcohol, el arroz, los platos preparados, los pasteles, los helados y los jugos de fruta con alto contenido en azúcar.
Del mismo modo, hay alimentos que te pueden ayudar en la dieta como el aguacate que estimula el metabolismo, el arroz integral que provoca sentimientos de bienestar, mejora el estado de ánimo y aumenta la energía, el té verde que elimina las toxinas y contaminantes y estimula el metabolismo basal o las bayas rojas que mejoran el sistema inmunológico.

Por: Marta Rubio.
Febrero 2011.
Tomado de: http://www.laobesidad.es/aprende-a-cuidar-tu-alimentacion/

sábado, 9 de julio de 2011

¿Qué es la Plicatura Gástrica?

Plicatura gástrica


La gastrectomía tubular laparoscópica en una técnica que ha demostrado su eficacia en el tratamiento de la obesidad en estos últimos 10 años. Es una técnica efectiva y con menos complicaciones que el by-pass gástrico. Sin embargo sigue habiendo un porcentaje pequeño, en torno al 1%, de presencia de fístulas y sangrados en la linea de grapas que en algunos casos llevan a una reintervención y pueden ser difíciles de tratar.

La plicatura gástrica es una técnica que produce la misma restricción gástrica que la gastrectomía vertical pero a diferencia de esta última no requiere extirpar una parte del estómago sino que el estómago se invagina sobre sí mismo sin cortarlo con lo que se evitan los riesgos de fugas y sangrados de la linea de corte de grapas.

La técnica quirúrgica consiste en liberar la curvadura mayor gástrica (de la misma manera que se hace en la gastrectomía vertical) y una vez liberada, en lugar se proceder a la sección del estómago, lo que se hace es invaginar el estómago sobre sí mismo siguiendo 2 lineas de sutura. La primera linea de sutura se realiza con puntos sueltos de material irreabsorbible y la segunda sutura es una sutura continua también de material irreabsorbible.

Ventajas de este procedimiento:
.- Drástica disminución del riesgo de fístulas o fugas gástricas.
.- Drástica disminución del riesgo de sangrado gástrico.
.- Menor costo del procedimiento ya que no hay que utilizar máquinas endocortadoras.





Tomado de: http://sites.google.com/site/cirugiadelaobesidad/plicatura-gastrica

sábado, 2 de julio de 2011

España: Una niña de 120 kilos... evidencias de una epidemia...

Por: José Baig
01.07.2011.
Tomado de:
http://chacomundo.blogspot.com/2011/07/espana-una-nina-de-120-kilos-evidencia.html


¿Cómo llega una niña de 15 años a pesar 120 kilos? Los especialistas del Hospital Universitario de La Paz, en Madrid, estuvieron un año tratando de encontrarle una respuesta a esta pregunta.
Al mismo tiempo, el equipo multidisciplinario de la Unidad de Obesidad Infantil del hospital hizo todo lo posible por tratar de resolver el problema. Desde soluciones médicas, hasta tratar de cambiar los hábitos alimentarios y ofrecerle apoyo psicológico.

Nada funcionó. Un año después de haber sido referida al hospital, la niña pesaba más que cuando llegó. Ya no se trataba de ayudarla a adelgazar, sino -literalmente- de salvarle la vida. La operación se realizó el 8 de junio y se hizo pública esta semana.
Se optó entonces por una gastrectomía de manga, "una cirugía laparoscópica -por lo que no lleva aparejada grandes incisiones- en la que se extirpan las tres cuartas partes del estómago, quedando convertido en un tubo", según un comunicado del hospital.
"El procedimiento supone una reducción en la cantidad de ingesta y se elimina una gran cantidad de células productoras de grelina, una hormona que es la que causa la sensación de hambre", añade el comunicado.


Operación y seguimiento
"Se lo explicamos clarísimamente a los padres, que aceptaron la intervención y también a la niña, porque los pacientes a partir de los 14 años ya tienen derecho a saber qué les vamos a hacer y cómo se lo vamos a hacer", cuenta el doctor Olivares.
Con la reducción del tamaño del estómago, explica el doctor Olivares, "la sensación de saciedad se obtiene con muy poca alimentación, con lo cual el paciente tiende a comer menos porque enseguida se encuentra satisfecho".
A pesar de que la operación fue un éxito médico, el camino que aún tienen que recorrer los especialistas de la Unidad de Obesidad Infantil "es cuesta arriba", según le dijo a BBC Mundo la doctora Rosa Lama, responsable de Nutrición Infantil.
"Tenemos que hacer profilaxis de las deficiencias nutricionales que pueda traer", comentó la doctora Lama. La niña, además, requiere atención de otras patologías asociadas con el exceso de peso, como diabetes y problemas óseos.
Todavía tienen que pasar tres meses antes de que la niña pueda llevar una dieta considerada "normal". Al menos durante ese tiempo, y tal vez un poco más, seguirá bajo la observación del equipo de profesionales del hospital.
No será la última
Olivares y Lama coinciden en las razones que tienden a agravar esta epidemia de obesidad infantil. "Los alimentos saludables son caros", afirma Lama. "Los niños ya no juegan como antes", añade Olivares.
En el diagnóstico coincide también el doctor Jaime Dalmau, que dirige el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría quien en una conversación con BBC Mundo atribuyó la epidemia de obesidad a la dieta inadecuada y a la falta de ejercicio.
Agrega Dalmau que intervenciones como la realizada en el hospital La Paz serán cada vez más frecuentes.
"En países que han tenido la epidemia más tiempo que nosotros, ya han bajado la edad para esta intervención. A nosotros nos va a ocurrir lo mismo", señala.
Los tres profesionales están de acuerdo en que desde el gobierno se han tomado muchas medidas para tratar de combatir el problema. "Pero los resultados no han sido los esperados", señala el doctor Dalmau.
Califican como positiva, sin embargo, la reciente aprobación de la Ley de Seguridad Alimentaria, que prohíbe vender alimentos con altas cantidades de azúcar, sal o grasas en las escuelas.
El gobierno realiza, además, una investigación sobre la epidemia -llamada Estudio Aladino (Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad)- y esperan desarrollar nuevas políticas para contenerla.
La propia ministra de Salud, Leire Pajín, calificó hace poco como "preocupante" el aumento de la obesidad infantil y reconoció que la sociedad española "ha bajado la guardia" ante el problema.