Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 27 de marzo de 2010

Sobre la Manga Gástrica...

Medio centenar de cirujanos reunidos para perfeccionar la técnica en el tratamiento de la obesidad.
Esta indicada para pacientes de obesidad extrema (IMC mayor de 60).
La gastrectomía tubular es una técnica novedosa (únicamente lleva 5 años de experiencia) en el campo de la cirugía bariátrica que consiste en la reducción de la capacidad del estómago dejándolo en forma de tubo o "manga", logrando así una sensación de saciedad precoz y por tanto disminución del apetito, teniendo como consecuencia una notable reducción de peso.
Este tipo de intervención en su origen se practicaba como paso previo para lograr una reducción de peso en pacientes con obesidad extrema, es decir, con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 60, antes de someterse a una cirugía bariatrica más compleja como el bypass gástrico o el cruce duodenal con el fin de reducir los riesgos quirúrgicos. Asimismo, está indicada en pacientes que sufren otras complicaciones como cardiopatías, cirrosis hepática, etc. "Sin embargo, ahora esta técnica se baraja como una posibilidad eficaz y menos agresiva para obesos mórbidos con índices de masa corporal más bajos" señala el doctor Alfonso Antequera, director del curso que se imparte a especialistas de Madrid y Castilla-La Mancha. En la jornada se realizará una intervención en directo a cargo del doctor Joseph Rius, que es uno de los mayores expertos en esta técnica en España y en el campo de la cirugía bariátrica, tras intervenir a más de 300 pacientes con muy buenos resultados. En la actualidad, el Hospital Universitario de Fuenlabrada ha operado en torno a un 15 % de pacientes con esta técnica "consiguiendo muy buenos resultados no sólo en el tiempo operatorio, sino también por la reducción de las posibles complicaciones. Estos resultados preliminares indican que la gastrectomía tubular en manga (manga gástrica) puede ser mejor que otras técnicas protésicas como la banda gástrica ajustable, ya que tiene la ventaja principal de evitar las prótesis en el organismo del paciente. Además, necesita menos controles médicos y logra una mayor reducción del peso" según refiere el Dr. Antequera.

En cuanto a mi... afortunadamente, esta semana también ha sido de "mantener"... a pesar de que anduve por Valencia... esa Valencia de "post-fallas", en las que la gente aun queda con ganas de "marcha"... con comidas y cenas de trabajo en las que cuesta trabajo "cuidar las formas"...
Una muestra de las Fallas 2010: