Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 3 de septiembre de 2011

Lo mínimo que debemos saber de las cirugías bariátricas

Las cirugías bariátricas o aquellas destinadas a controlar la obesidad, son frecuentemente mal usadas o utilizadas equivocadamente para adelgazar rápidamente. Sin embargo, debemos saber que no siempre es conveniente recurrir a procedimientos quirúrgicos de este tipo.
Hay determinados cosas que no podemos dejar de conocer acerca de las cirugías bariátricas, ya que depende de la información que tenemos el uso que hagamos de las mismas.
En primer lugar, debemos saber que éste tipo de cirugías se prescriben cuando el exceso de peso de un individuo amenaza su vida, es decir, es excesivo y precisa de la pérdida urgente de grasa corporal, o bien, si ya se han implementado todo tipo de recursos y la persona no logra adelgazar eficientemente.
Existen muchos tipos de cirugía que se realizan con la finalidad de luchar contra la obesidad, y como todo acto quirúrgico, conllevan un riesgo para la salud, no obstante, generalmente el riesgo del exceso de grasa es superior.


Para quienes utilizan la cirugía bariátrica como un método fácil para adelgazar, debemos decir que la misma cirugía puede generar problemas antes no presentes en el organismo, por ejemplo, el bypass gástrico puede ocasionar cálculos renales, infecciones, carencias nuricionales, entre otros.
Por otro lado, es importante saber que la cirugía no nos quita la necesidad de hacer dieta o de realizar actividad física, sino que requiere de la ayuda del estilo de vida para lograr buenos resultados.
Además, las cirugías no modifican hábitos alimentarios, sino que reducen la ingesta alimentaria por diversos métodos o la absorción de nutrientes para provocar un descenso de peso corporal.
En fin, las cirugías son un arma de valiosa utilidad para los obesos mórbidos, que necesitan de un método que les permita perder gran cantidad de peso. No obstante, antes de solicitar una cirugía se necesita un buen examen médico y prescripción profesional, pues no es recomendable someterse a una cirugía para adelgazar “fácilmente” con todos los riesgos que ésto implica y sabiendo que igualmente tendremos que luchar contra los malos hábitos de vida.

Publicado en:
el 17 de julio de 2009.