Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 8 de enero de 2011

Los beneficios del té verde...

Las Navidades y todas sus "fiestas colaterales" han pasado...
¡Al fín!... diremos muchos.
Quedamos "sobraos", saturados de excesos... comidas... bebidas... trasnoches... (¡pero que nos quiten lo bailao!) y como todo lo bueno, esto también "pasa factura"...
Ha llegado el momento de "atar cabos", pasarnos por la pesa, asombrarnos y establecer el "Plan de Medidas" correspondiente para compensar, más pronto que tarde, las consecuencias de todo este cúmulo de despropósitos...
¿Que otro remedio?... Habla la pesa: Nos hemos "montado" en 73,1... francamente, yo esperaba más... entre nosotros, estoy dentro de la "franja tolerable" de entre 70 y 75... pero no quiero arriesgar más, porque ya estoy más cerca del 75 que del 70... mala cosa.
Conclusión: A hacer "desaparecer" las sobras de los turrones, mazapanes, mantecadas, polvorones, almendras y piñones, orejones, alfajores, pastelillos, pastas, guirlache y demás "productos" navideños de nuestro entorno... y a suplir esta ausencia con "comidita sana" y un buen sentido de "la proporción"... no queda otra alternativa... vamos, como diría la otra... "no queda más tu'tía"...
Y como de buenos hábitos se trata, nada mejor que un buen "tecito" verde con todas sus propiedades tan beneficiosas para todos...


Una taza de té verde puede alejar a las bacterias.
Los efectos beneficiosos del té verde se conocen desde hace milenios, especialmente en las culturas asiáticas. Un antiguo proverbio chino señala: "Es mejor ser privado de alimentos durante tres días que un solo día de té". Una taza de té verde contiene hasta 200mg. de catequinas, cuya actividad biológica ha sido atribuida principalmente a su actividad antioxidante.
La eficacia del extracto de té verde en la higiene bucal se conoce desde hace siglos y esto fue lo que proporcionó la clave a los investigadores de que podría estar implicado en la actividad antibacteriana.
Según un artículo publicado el 16 de enero de 2007 en ScienceDaily.com, investigadores del Instituto Nacional de Química de Ljubljana, Slovenia han descubierto que los ingredientes principales del té verde pueden realizar otras proezas: así, por ejemplo, las catequinas inhiben la enzima bacteriana ADN girasa, objetivo de varios fármacos de uso clínico existentes.
Utilizando la espectropía RMN, los investigadores eslovenos han señalado el sitio de unión al ATP de la ADN girasa como objetivo de la EGCG (epigalocatequin galato), catequina más abundante en el extracto de té verde. Hasta ahora se conocían varios compuestos que se dirigen al sitio de unión al ATP de la ADN girasa, pero éstos no se podían utilizar como fármacos debido a sus efectos secundarios sobre las células de los mamíferos.
El investigador jefe, Roman Jerala, director del Laboratorio de Biotecnología del Instituto Nacional de Química de Ljubljana, explica: "Podemos esperar evitar el problema de la toxicidad utilizando los compuestos basados en las catequinas del té verde, que durante siglos se han mostrado seguras para la dieta humana".
Este descubrimiento, publicado recientemente en la revista especializada Journal of Medicinal Chemistry, se puede utilizar para desarrollar compuestos antibacterianos mucho más potentes.
Fuente: Science Daily.