Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

miércoles, 28 de mayo de 2008

Un febrero cualquiera... con 28.

Hace dos días que nadie me hace comentarios... me aburro... con lo que me gusta abrir el Blog y encontrarme que alguíen me ha dejado el rastro de su visita...
Hoy mi "zanahorius" pegó un acelerón imprevisto ¿sabes tu por qué?... pues yo tampoco... cosas de la vida, o del metabolismo dichoso y caprichoso, que despúes de tantos disgustos durante años y años, ahora se solidariza para darme un alegrón. Algunos me dicen: -pues si sigues a ese paso mejor ni te operas, lo único que tienes que hacer es seguir un tiempo más con ese régimen que tan bien te va hasta que llegues al peso que quieras- Pero... ¿quíen aguanta esto? yo no por supuesto, lo estoy haciendo a rajatabla sabiendo que es el preámbulo de mi solución definitiva (o al menos esa esperanza tengo), que es una dieta netamente temporal (fijate si lo tengo claro que por eso voy contando los días que me quedan), y porque es necesario para facilitar la labor de mi Cirujano durante la laparoscopia (hay que colaborar). Sólo por esas tres razones creo que he sido capáz de no vulnerar las pautas establecidas, bueno, aparte de que comencé a ver los buenos resultados desde el primer día, lo digo literal y absolutamente y lo repito: desde el primer día... y eso me ha animado... creo que si no...
Mañana no estaré con vosotros, marcho de viaje de trabajo a la Coruña (con mis aguas, mis calditos de vegetales, mis barritas y mis natillas a cuestas), y aparte de trabajar, veré a mi amiga Carmiña, que desde que se enteró de mi idea de operarme está pendiente de mi proceso, y que siempre que hablamos me pregunta: Miguel... ¿y como lo llevas?... refiriéndose a la dieta y conociendo mis antecedentes de "tragaldabas". Por cierto, como voy a extrañar mi habitual visita al Restaurante Manolito... a probar sus buenas croqueticas y su "rapito" al horno... mmmm... bueno, repetiremos visita despúes de todo esto, pero comiendo poquito... porque de lo contrario ellos me iban a extrañar a mi.
El viernes vuelvo, a ver que nuevas traigo... De momento ¡albricias! como decía un viejo personaje de la radio cubana que Patricia conocía, mira que bien pinta mi zanahoria quemando etapas.


Reglette perso regime