Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 15 de noviembre de 2008

Bueno, bueno... con paciencia...

En mi pueblo dicen: "el cuartico sigue igualito"... y a mi me pasa lo mismo... parece que corren tiempos de ejercitar la paciencia, porque la báscula no quiere moverse, ni pa`trás ni pa`lante... por desgracia o por suerte... que le vamos a hacer.
A pesar de todo, como les decía en mi comentario de la semana anterior, algo por dentro va cambiando... aunque el peso se mantiene la circunferencia abdominal sigue bajando, y se posiciona en 92 centímetros... uno menos... y del mismo modo, la proporción de grasa corporal sigue en descenso y el contenido de agua y masa muscular aumentan...

¿Sabes lo que es la circunferencia abdominal?... La circunferencia abdominal es la medición de la distancia alrededor del abdomen en un punto específico (usualmente al nivel del ombligo)... ¿y el IMC?... El Indice de Masa Corporal es un índice del peso de una persona en relación con su altura. A pesar de que no hace distinción entre los componentes grasos y no grasos de la masa corporal total, éste es el método más práctico para evaluar el grado de riesgo asociado con la obesidad.
Entre 25 y 30 se observa un aumento de riesgo. Los pacientes con este peso son considerados con "sobrepeso" o "exceso de peso".
Entre 30 y 35 se considera "obesidad leve", entre 35 y 40 se considera "obesidad moderada".
Por encima de 40 se considera "obesidad mórbida".
Bajo los 20 Kg/m2 también se observa mayores índices de dolencias pulmonares y desnutrición. Están en esta lista, por ejemplo, quienes padecen de anorexia nerviosa.
El índice ideal, por tanto, se sitúa entre los 20 y 25 Kg/m2.

Y hablando de IMC y de circunferencia abdominal, mira el siguiente artículo:
El exceso de peso aumenta el riesgo de muerte, independientemente de dónde se ubique
MIÉRCOLES, 12 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango)

Ya sea que tenga forma de manzana o pera, si tiene sobrepeso, está en mayor riesgo de morir que una persona de peso normal, afirma un estudio europeo reciente. Pero los que tienden a acumular el peso en la parte media (con forma de manzana) se enfrentan a un riesgo de muerte aún mayor que aquellos cuyo peso de más tiende a acumularse en sus caderas y muslos (con forma de pera).
"Encontramos que una circunferencia alta en la cintura se relaciona con un mayor riesgo de muerte incluso para los individuos que tienen el mismo IMC [índice de masa corporal, una relación entre el peso y la estatura]", afirmó el autor principal del estudio, el Dr. Tobias Pischon, del Instituto alemán de nutrición humana. "Por tanto, se podría decir que la acumulación adiposa en la región abdominal es incluso más dañina que sólo tener un nivel de IMC elevado", añadió.
Investigaciones anteriores han relacionado la grasa abdominal con un mayor riesgo de enfermedades crónicas. Pero en el pasado, las investigaciones no habían evaluado el riesgo de muerte de los que tenían sobrepeso y los que tenían sobrepeso con más grasa abdominal, según la información de respaldo del estudio.
La nueva investigación, que aparece en la edición del 13 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine, incluyó a casi 360,000 personas de nueve países europeos que participaban en la Investigación prospectiva europea sobre el cáncer y la nutrición (EPIC, por su sigla en inglés).
Además de la información sobre el peso y si los participantes del estudio habían fallecido o no, los investigadores también ajustaron los datos en cuanto al nivel de educación, el estatus de tabaquismo, el consumo de alcohol, la actividad física y la estatura. Durante un periodo de seguimiento de casi diez años, poco más de 15,000 personas inscritas en el estudio murieron.
Los que tenían el menor riesgo de muerte eran hombres con un IMC de 25.3 y mujeres con un IMC de 24.3. Según el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de los EE. UU., un índice de masa corporal de 25 a 29.9 se considera como sobrepeso, y un IMC mayor de 30 se considera obesidad.
Los hombres con un IMC de 30 a 35 tenían un aumento del 24% en el riesgo de muerte frente a los hombres de peso normal. Y las mujeres con un IMC de 30 a 35 tenían un aumento del 17% en el riesgo de muerte, en comparación con sus contrapartes más delgadas, señaló Pischon.
Cuando los investigadores tomaron en cuenta la grasa abdominal, encontraron que los hombres con la mayor circunferencia en la cintura tenían más del doble de riesgo de muerte, y las mujeres con la mayor circunferencia en la cintura tenían un aumento del 78% en su riesgo de muerte.
"Tener una circunferencia alta de la cintura se relaciona a un mayor riesgo de muerte. Esto es así incluso para las personas que, en cuanto a su IMC, se considerarían de peso normal", advirtió Pischon.
El Dr. Marc Siegel, internista del Centro médico Langone de la Universidad de Nueva York en esa ciudad, señaló que "la gordura es un problema. La obesidad de todos los tipos se correlaciona a la enfermedad cardiaca, el accidente cerebrovascular, la diabetes y más. Pero la grasa abdominal es un indicador más rudimentario del riesgo".
"La moraleja es que si quiere una vida larga y sana, coma bien, haga ejercicio y reduzca el estrés. La gordura es mala, punto", añadió Siegel.