Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 6 de junio de 2009

¿Comemos? ¿Mucho o Bien?

Esta semana continuamos en la "buena racha"... y nos hemos "quitado" de encima medio kilote... 0,5kg... 500g... 5000mg... que puestos a comparar con el ritmo al que nos habíamos "fidelizado" las semanas anteriores, es más que mucho... muchísimo... al menos para mi.

Qué quieres que te diga... que yo me quedaría encantado manteniendo una bajada semanal en este rango de peso hasta mi anhelado 66,6... habrá que ver si es posible... el tiempo dirá... yo creo que si...

Comer mucho no es lo mismo que comer bien... de ahí, algunos consejos a tener en cuenta para mejorar la calidad de nuestra ingesta diária y colaborar para poder gozar de una mejor salud...
Mira que interesante artículo sacado de la web de Optifast:

CONSEJOS PARA UNA DIETA SALUDABLE
Para que nuestra dieta sea equilibrada debemos ingerir todos aquellos nutrientes indispensables para mantener la salud del organismo, en las cantidades adecuadas, de forma que haya una buena proporción entre los mismos.
Estos nutrientes indispensables son:
• PROTEÍNAS
• HIDRATOS DE CARBONO
• GRASAS
• VITAMINAS
• MINERALES
El AGUA debe considerarse también como sustancia indispensable para el organismo.
También podemos diferenciar los nutrientes entre los macronutrientes y los micronutrientes.
Los primeros, son aquellos nutrientes que debemos consumir a diario en cantidades mayores que los segundos, los micronutrientes, que necesitamos en cantidades más pequeñas.
Los macronutrientes son: las proteínas, los carbohidratos y los lípidos.
Los micronutrientes son: las vitaminas y los minerales.
FUNCIÓN DE LOS NUTRIENTES
HIDRATOS DE CARBONO
Nos dan la energía necesaria para vivir.
¿Qué es la fibra?
La fibra es un componente de los alimentos de origen vegetal que no puede ser digerido por el organismo humano; a pesar de ello, y debido a sus múltiples efectos beneficiosos es fundamental que esté incluida en la alimentación habitual, en forma de fruta, verdura, legumbre y esporádicamente cereales integrales.
GRASAS O LÍPIDOS
Al igual que los hidratos de carbono, suministran energía al organismo. Además, ayudan a mantener la temperatura corporal del organismo y a protegernos del frío, son los principales responsables en la apreciación del gusto y el aroma de los alimentos, contribuyen a la sensación de plenitud que se produce después de la ingestión de alimentos, actúan como vehículo de transporte de otros nutrientes, etc.
¿Es bueno comer grasas?
Como acabamos de ver en el apartado anterior, las grasas son sustancias imprescindibles para el organismo, por lo que deben estar presentes en nuestra dieta.
¿Qué diferencias hay entre las grasas saturadas y las insaturadas?
En la práctica, la diferencia principal radica en que las saturadas, junto con el Colesterol se relacionan con enfermedades cardiovasculares debido a la formación de depósitos de grasa en las arterias lo que puede dificultar la circulación sanguínea y favorecer la aterosclerosis; las insaturadas en cambio, pueden tener un efecto cardioprotector.
Sabías que…
Los alimentos ricos en grasas saturadas son: las carnes, los embutidos, los lácteos enteros, la mantequilla, la margarina, los pasteles y algunos productos procesados, mientras que la mayoría de los aceites vegetales, los pescados y los frutos secos son ricos en grasas insaturadas.
¿Qué es el colesterol?
El colesterol es un componente de la grasa, indispensable para el organismo porque forma parte de la estructura de todas las células y de otras sustancias de gran importancia (hormonas, sales biliares, etc.). No obstante, su consumo no es imprescindible debido a que el cuerpo humano es capaz de producirlo. Un elevado contenido de colesterol en la sangre se relaciona con enfermedades cardiovasculares.
¿Qué alimentos contienen colesterol?
Únicamente los alimentos de origen animal contienen colesterol, en especial los huevos, los embutidos, las carnes, las vísceras y el marisco.
PROTEÍNAS
Son nutrientes indispensables para el organismo puesto que son la materia prima necesaria para construir y reponer las estructuras corporales desgastadas (piel, uñas, pelo, etc.) y en crecimiento (huesos, músculos, tendones, cartílagos, etc.).
Además forman parte del sistema de defensa del organismo contra las infecciones, intervienen en el proceso de coagulación de la sangre impidiendo que ésta se pierda cuando se daña un vaso sanguíneo.
¿Todas las proteínas son iguales?
No, en general las proteínas procedentes de fuentes animales (huevos, leche, carne) son de mayor calidad que las de los vegetales (arroz, pasta, pan, legumbres, frutos secos, etc.).
No obstante, si combinamos dos alimentos que nos suministran proteínas vegetales que se complementan, podemos conseguir una magnífica calidad proteica. Ejemplos prácticos de estas combinaciones son: lentejas con arroz, garbanzos con fideos, etc.
¿Qué alimentos son ricos en proteínas?
Las carnes, los pescados, la leche, los cereales y las legumbres son alimentos ricos en proteínas.
VITAMINAS
Son nutrientes que no aportan calorías y que se encuentran en mayor o menor cantidad en todos los alimentos, aunque ninguno de ellos las contiene todas; de ahí la importancia de variar la dieta. Al no poder ser fabricadas por el organismo (a excepción de la D y la K) debemos aportarlas obligatoriamente por medio de la alimentación porque su carencia provoca trastornos para la salud.
En total se conocen trece vitaminas. Cuatro de ellas se encuentran sobre todo en los alimentos grasos, por lo que se conocen como vitaminas liposolubles; son la vitamina A, D, E y K.
Las nueve restantes las hallamos en los alimentos ricos en agua (principalmente en frutas y verduras) y por ello se conocen como vitaminas hidrosolubles; son la vitamina C y todas las del grupo B.
LOS MINERALES
Como las vitaminas, son sustancias imprescindibles porque regulan muchos procesos del organismo: protegen ante las infecciones, fortalecen los huesos, intervienen en el crecimiento, ayudan a transportar por todo el organismo el oxígeno que respiramos y que nuestras células necesitan, etc.
EL AGUA
El hombre cubre las necesidades de agua (2,5 litros/día) mayoritariamente a través de la bebida (1,5 litros/día) otra parte importante se obtiene a partir de los alimentos (1 litro/día) y una pequeña cantidad se produce en el propio organismo.
Con todo lo que hemos visto hasta ahora podemos afirmar que para tener una dieta equilibrada y por tanto saludable, en cada una de nuestras comidas principales (comida y cena) tiene que estar presente:
• Algo de féculas (como arroz, pasta, patata, pan o legumbres)
• Un alimento proteico (como la carne, el pescado o huevos)
• Algo de verdura (cruda y cocida)
• Una pieza de fruta o un lácteo, evitando las grasas de origen animal pero permitiendo una cantidad de aceite vegetal, preferentemente de oliva.

NUTRIENTE ------------------ FUNCIÓN PRINCIPAL
Hidratos de carbono ------- Energética
Lípidos ------------------------ Energética y estructural
Proteínas --------------------- Estructural y reguladora
Minerales --------------------- Estructural y reguladora
Vitaminas --------------------- Reguladora


En cuanto a las proporciones en que tenemos que tomar cada los alimentos de cada uno estos grupos usted puede tomar las proporciones que se muestran en la PIRÁMIDE DE LA DIETA SALUDABLE que presentamos a continuación.




Otro aspecto a destacar de la dieta equilibrada son las COCCIONES. Es conveniente no abusar de los fritos y los guisos de manera que hay que combinarlos con otras preparaciones culinarias como la plancha, el horno, la parrilla o el papillote.
Finalmente hay que hablar de la necesidad de evitar alimentos superfluos si queremos conseguir el equilibro en nuestra ingesta diaria.
Bajo el nombre de alimentos superfluos englobamos las bebidas refrescantes y las bebidas alcohólicas, la bollería, la pastelería y los dulces, los snacks tipo patatas chips y el exceso de fritos y guisos.
Un buen consejo es:
“COMER UN POCO DE TODO Y UN MUCHO DE NADA”
…y recuerda, ¡los alimentos buenos o malos no existen!
No podemos hablar de alimentos buenos y malos en personas sanas. Es la cantidad y la calidad de los mismos lo que hará que la alimentación sea más o menos saludable. Sin embargo, en personas que padecen algún trastorno o enfermedad se pueden limitar o desaconsejar algunos alimentos.