Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 20 de marzo de 2010

Hoy va a ser complicado...

Gracias a todos los amigos y seguidores que han opinado y aconsejado con relación a como seguir... la idea está clara, pero no será fácil encontrar el equilibrio... aunque lo intentaremos... con vuestra ayuda y vuestra colaboración.
Los comentarios valen, sin duda, y gracias a uno de ellos, que plantea el más preocupante de los problemas de los "Pacientes y Cirujanos Bariátricos" y que es la interrogante: ¿qué pasará al cabo de los años?... es lo que vamos a tratar en el post de hoy... como digo siempre, en base a mi punto de vista de Paciente, sin más fundamento que mi propia experiencia.
Los que siguen más de cerca este Blog habrán leido el comentario anónimo de una operada de bypass con casi 6 años de antiguedad... para mi fue muy interesante, creo que es el caso con más antiguedad que he conocido... con una evolución determinada, y que con su permiso voy a transferir aquí:
"Anónimo dijo..
Miguel Arturo, que bien que se ha mantenido, yo me hice el bypass el 18 de noviembre de 2004, ingrese con 106 kilos llegue a 67 kilos y hoy en dia peso 81 kilos, soy mujer, 45 años, soltera, sin hijos, supremamente preocupada por los kilos que he ganado en todos estos año, muy complicado, dificil de manejar, deprimente y hasta me siento fracasada... Vivo todo el dia con ansiedad, la noche es peligrosa, es enemiga, es dolorosa...alguna vez escuche que hay una "revision" voy a averiguar con el cirujano que me realizo el bypass, volvi a cita con psiquiatria, espero volver a vivir esos años tan maravillosos al inicio de mi bypass, definitivamente es muy importnte que ademas de ir adaptandonos a nuestro nuevo cuerpo es bien importante que nuestra mente vaya mas rapido y tambien se adapte a lo nuevo.

17 de marzo de 2010 03:47"
Mi respuesta a su comentario la podéis leer en el post anterior, por lo que no la repetiré aquí.
Creo que la piedra angular del futuro de los "bariátricos" está en una frase hecha, que no por muy repetida deja de ser certerísima... "nos operan nuestro estómago, no nuestras mentes".
Seguimos siendo amantes del "comer", se mantienen nuestras ansiedades, nuestras prioridades, a menos que hagamos lo necesario para evitarlo. Y es posible hacerlo. Podemos "encausar nuestros impulsos" en sentido positivo.
La cirugía bariátrica, llámese bypass o manga gástrica, que son las que considero en primera instancia por lo permanente e invasiva, es un "arma" de incalculable valor que nos permite bajar de peso de manera espectacular y comenzar a "disfrutar" prácticamente de inmediato, de todas las ventajas que esta bajada de peso trae como consecuencia, tanto para nuestra salud física (diabetes, apnea, hipertensión, agilidad en nuestra vida diária, etc, etc, etc) como para nuestra salud mental (calidad de vida, autoestima, encontrarse a gusto con uno mismo, etc, etc, etc)... pero hay aspectos en los que la cirugía no puede influir, y de hecho, no influye, que es, fundamentalmente, en nuestra mentalidad... Es tarea de cada uno de nosotros el "cuidar" de nuestra cirugía para hacer que sus beneficios sean permanentes en el tiempo... esto a la larga no será fácil, pero sin duda, tampoco será complicado cuando tenemos muy reciente en nuestras vidas las mejorías que nos han proporcionado los cambios al bajar de peso.
Un mínimo de cuidados perfectamente asumibles para mantener mejores hábitos de vida y de alimentación son suficientes... sin duda supone un esfuerzo, pero vale la pena.