Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 16 de abril de 2011

¿Beber agua antes de comer adelgaza ?...

Beber agua antes de comer adelgaza
Un interesante ensayo ha demostrado lo que muchos afirmaban sin contar con pruebas científicas: tomar dos vasos de agua antes de las comidas adelgaza en torno a dos kilos y medio. Para valorar la importancia de esta investigación hay que tener en cuenta que ese es el peso que se pierde, aproximadamente, con medicación antiobesidad. Pero el agua es gratis, no requiere prescripción médica y no tiene efectos secundarios.

Un ensayo clínico, dirigido por la doctora Brenda Davy, perteneciente al departamento de Nutrición Humana, Alimentación y Ejercicio del Virginia Tech en Blacksburg (Virginia, Estados Unidos), ha llegado a interesantes conclusiones prácticas para todos aquellos que luchan contra la obesidad. La investigación ha sido dada a conocer en el congreso anual de la Sociedad Química Americana.
El estudio se hizo sobre 48 adultos de entre 55 y 75 años que fueron divididos aleatoriamente en dos grupos. Ambos siguieron una dieta baja en calorías durante tres meses, pero sólo uno de ellos siguió la rutina de beber dos vasos de agua antes de cada comida. Al final, el que no tomó agua perdió algo menos de 5 kilos, frente a los 7 del que sí lo hizo. La diferencia, en torno a 2,5 kilos. El resultado parece concluyente.
La doctora Davy afirma que los que habían bebido antes de las comidas consumieron entre 75 y 90 calorías menos en cada comida. Esa cantidad, multiplicada por tres veces al día, supone unas 250 calorías. La experta aventura dos posibles causas para justificar este descenso: por una parte, al llenarse el estómago se tiene menos apetito y se come menos; por otra, el agua sustituye, en gran medida, a otras bebidas calóricas, como los refrescos.
Aunque los propios autores del estudio afirman que no se sabe con exactitud qué cantidad de agua es recomendable tomar al día, al parecer rondaría los 9 vasos para las mujeres y 13 para los hombres, si bien la norma general es tan simple como beber cuando se tenga sed. Es conveniente tener esto en cuenta, ya que un exceso de agua puede producir intoxicación.
Artículo elaborado por Adelgazar.Net en septiembre de 2010,
a partir de informaciones de El País y El Mundo