Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 29 de octubre de 2011

Cirugía Bariátrica: La oportunidad de volver a empezar

Desde el año 2003, el Centro de Tratamiento de la Obesidad UC ofrece una oportunidad concreta para enfrentar esta compleja realidad. Mediante un equipo multidisciplinario especialista en el tema, la enfermedad es abordada de forma integral, considerando los aspectos físicos, psicológicos y nutricionales del paciente.Para Fernando Botero, reconocido pintor y escultor colombiano, la representación de personas como figuras corpulentas, incluso claramente obesas, es una constante que le ha valido la admiración del mundo entero. Sin embargo, la realidad de quienes sufren esta condición es muy distinta.
En un país donde se estima que para este año existan más de 4 millones de chilenos obesos, y donde un 20 por ciento de los niños -según cifras del Minsal- padecen esta enfermedad, un tratamiento efectivo y perdurable en el tiempo se hace indispensable.
Según el doctor Gustavo Pérez, Director Médico del Centro de Tratamiento de la Obesidad UC (CTO-UC), la cirugía bariátrica es una oportunidad concreta, más allá de la disminución en el peso: “En sus orígenes el objetivo primordial era lograr la baja de peso, pero en la actualidad esta visión ha cambiado. Hoy el concepto se ha extendido a cirugía bariátrica y metabólica, debido a los profundos efectos de estas operaciones en alteraciones como las dislipidemias (colesterol y/o triglicéridos altos) y la diabetes mellitus tipo 2, por ejemplo”.


Un tratamiento integral
La cirugía bariátrica es una buena alternativa, pero no está indicada en todos los casos. Por eso, para saber si una persona es candidata se necesita una evaluación estricta de un equipo multidisciplinario, compuesto por cirujanos digestivos, nutriólogos, nutricionistas, psicólogos y kinesiólogos.
Esto es lo que ofrece el Centro de Tratamiento de la Obesidad UC, certificando con ello una atención segura y de calidad. A juicio del doctor Pérez, “a grandes rasgos, los principales requisitos son poseer un Índice de Masa Corporal (IMC) sobre 40 o superior a 35, con enfermedades asociadas, y haber seguido un tratamiento médico previo sin éxito. Sin embargo,
pueden surgir otro tipo de indicaciones quirúrgicas, como es el caso de personas con diabetes de difícil manejo”.

Una vez que el paciente ha sido aprobado para la operación, es necesario que él tome medidas para alistarse de forma adecuada. “Si bien esto varía según la persona, en esta etapa es fundamental generar cambios en el estilo de vida, que permitan mantener la baja de peso y la salud en el tiempo”, asegura el doctor Pérez.
Mucho más que adelgazar
Además de la pérdida de peso, la cirugía bariátrica tiene efectos positivos en otras áreas. Con su ayuda, hay una mejoría importante de males asociados como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, síndrome metabólico y dislipidemias. También baja el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, osteoarticulares, algunos tipos de cáncer y, asimismo, crece la expectativa y calidad de vida.
Por otro lado, el impacto psicológico luego de la operación es muy potente. “Cambia la auto-percepción del paciente y de cómo lo ve el resto. Muchos vuelven a retomar actividades que hace años no hacían, se atreven a practicar deporte, a usar ropa distinta. Sienten que vuelven a tomar el control de su vida. Por eso es tan importante que los pacientes sean guiados por psicólogos preparados, que los ayuden a enfrentar las dificultades que puedan surgir y a reforzar los logros obtenidos”, dice el doctor Pérez.
Adiós a los kilos de más . A los tres meses de la cirugía ya se pueden ver cambios notorios en la baja del exceso de peso. Al año, esta disminución alcanza entre un 70 y un 90 por ciento. Pero esto no ocurre por arte de magia, como explica el doctor Pérez: “Todo se consigue siempre y cuando el paciente haya adquirido hábitos de vida saludable, con una alimentación sana y actividad física. La operación por sí sola no garantiza el éxito. La mantención en el largo plazo está estrechamente ligada al cambio en el estilo de vida para siempre”.
Lo que hay que saber
En Chile hay distintos tipos de cirugía bariátrica. Entre ellas están:
Bypass gástrico: se reduce la capacidad del estómago, conectándolo directamente a una parte del intestino delgado. Se limita la ingesta de alimentos y se disminuye su absorción.
Gastrectomía en manga: se extrae un segmento del estómago, dejando una manga con capacidad de 100 a 200 ml. Se ingiere menos comida, sin alterar el tránsito intestinal.
Endobarrier: se coloca, por vía endoscópica, una endoprótesis en los primeros 60 cms. del intestino delgado. Los alimentos llegan más rápido al otro extremo del intestino y sin digerir.
Banda gástrica ajustable: se coloca una banda en la par te superior del estómago, dividiéndolo en dos porciones. Decrece la capacidad de ingesta y el paciente se siente satisfecho antes.
Balón intragástrico: se coloca un globo de silicona que se infla con suero fisiológico entre 400 y 700 ml.,ocupando una gran par te de la capacidad gástrica. La saciedad es mayor con menos alimento.

Fuente: Revista Salud UC
Tomado de:http://www.obesidaduc.cl/2011/08/cirugia-bariatrica-y-obesidad-la-oportunidad-de-volver-a-empezar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario