Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 30 de julio de 2011

Seis preguntas a los centros de adelgazamiento (Parte I)

Cuatro años después del estudio que hizo Consumer a centros de adelgazamiento (ver "Revelador estudio sobre centros de adelgazamiento en España"), ahora vuelve a hacer otro aún más completo: ha visitado 110 centros en algunas de las ciudades más importantes de nuestro país. Aunque dichos centros han mejorado algo, el nivel sigue sin ser bueno. Por eso, es importante saber qué aspectos tenemos que examinar de un centro de adelgazamiento para ver si es adecuado para lo que necesitamos.


¿Necesito adelgazar?

En realidad, es una pregunta previa que nos debemos hacer a nosotros mismos, y no al centro, ya que su respuesta es absolutamente previsible. Si bien hay casos muy evidentes, tanto en sentido afirmativo como negativo, muchas veces la respuesta es algo muy personal, ya que va ligada a cuestiones como el grado de aceptación de nosotros mismos o la importancia que le demos a la estética, entre otras.
Sin embargo, a veces el criterio del médico de cabecera (o, mejor, el especialista) puede y debe ser determinante, ya que cuenta con datos (análisis, historial médico...) que pueden decidir por sí mismos por razones de salud. Adicionalmente, podemos recurrir a un criterio objetivo, aunque no determinante, a la hora de ponderar si tenemos o no sobrepeso y debemos adelgazar: el IMC o Índice de Masa Corporal.
Si bien la mayoría de nuestros lectores es probable que lo conozcan, es bueno recordar aquí que el IMC se obtiene dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado. Por ejemplo, una persona que pese 80 kilos y mida 1,75 metros tendrá un IMC de 80/(1,75x1,75)=26,12. Es importante conocer el significado real del índice: de 18,5 a 25 es peso normal; de 25 a 27, sobrepeso grado I; de 27 a 30, sobrepeso grado II y por encima de 30 es obesidad, en sus diversos grados.
1) ¿Tiene el centro de adelgazamiento personal con la formación adecuada?
Esta pregunta es muy importante, y sólo uno de cada cuatro centros visitados cumplía la condición de ser atendidos por un endocrino, dietista o nutricionista. Es evidente que el tema de la nutrición es muy complejo, y dejarlo en manos de alguien sin los conocimientos adecuados puede ser ineficaz y, lo que es peor, peligroso.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en julio de 2011,
a partir del estudio de Consumer sobre
centros de adelgazamiento

3 comentarios:

  1. Gracias Valpertuna... y deseo te sea de utilidad.
    Sañudos:
    Miguel Arturo.

    ResponderEliminar
  2. Desde hace un tiempo andaba dándole vueltas a esto de la gordura......ya dí mi segundo paso:visitar al médico. El primero fue decidirme a hacerlo. No fue fácil, pero una lectura a tu blog me ayudó mucho, pues aquí leí muchos comentarios de los ideales a los no tanto. Me gustó la honestidad con que expones, la dedicación al responder y el casi "profesionalismo" por una ética bloguera que pocas veces he visto. Quiero felicitarte por este esfuerzo y darte las gracias.
    Cristina (Santiago de Chile)

    ResponderEliminar