Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 14 de noviembre de 2009

Válvula de escape...



Entrevista a Raquel Nogués:
“Comer es una gran válvula de escape”
A su consultorio, en el Centro Médico Teknon, llegan personas con un exceso de 40 kilos o más, casos difíciles que, por eso, no admiten dietas radicales. Trabaja con realismo.
Por: Àngels GALLARDO
- ¿Está superada la moda de estar extremadamente delgados?
- Ha cambiado. A mí me siguen pidiendo dietas para perder peso, pero ya no está de moda estar muy delgado. Las actrices de moda tienen de todo y bastante, las mires de frente o de perfil. Desde Catherine Zeta-Jones hasta Scarlett Johansson o Penélope Cruz. Y ellas son modelos que marcan tendencia. Pero una cosa es que sobren unos kilos y, otra, la necesidad de perder mucho peso por motivos de salud. Por obesidad.
- ¿Qué debería hacer un obeso?
- Lo contrario de lo que suele hacer:no someterse a pérdidas de peso rápidas, porque no las podrá mantener. Esas personas necesitan verdaderos cambios en la forma de alimentarse, y asumir que la tendencia a engordar la tendrán toda la vida. Yo doy pautas para frenar esa tendencia y mantenerla a raya.
–¿Cuál es su modelo de dieta?
- La que contiene todos los alimentos. Todos, aunque repartidos en varios días. No podemos hacer dietas ideales de un día, porque no se puede comer en 24 horas todo lo conveniente. Mis dietas llevan carne, pescado, legumbres, pasta, arroz... La única condición es que no se puede comer de todo siempre que apetece y en la cantidad que queremos.
–¿Habla de combinar los alimentos de forma distinta a la habitual?
–No. Hablo de no comer cada día alimentos que en porciones muy pequeñas concentran mucha energía.
Por ejemplo, las patatas fritas. No están prohibidas, y tampoco los huevos fritos, pero no podremos cenar cada día huevos y patatas fritas.
–Eso no sería una dieta disociada.
–No. La dieta disociada no permite mezclar ciertos alimentos en una misma comida. Por ejemplo, si tomas un plato de arroz –hidratos de carbono– no puedes comer, de segundo plato, carne o pescado. Esa separación, llevada al extremo, hace adelgazar, porque quien la sigue, en la práctica, lo que hace es comer básicamente proteínas, eliminando verduras e hidratos. Adelgaza, pero es una dieta desequilibrada.
–¿Y si no se lleva al extremo?
–Entonces, hasta cierto punto, una dieta disociada no está mal. Nuestras abuelas ya aplicaban ese estilo alimenticio: el día que había paella en casa era plato único, acompañado de una ensalada de lechuga. Cuando yo diseño una dieta de esas que llevan de todo siempre digo: «El día que coma pasta, no tome carne de segundo plato, sino ensalada».
–Se trata de separar, no de evitar.
–Claro. Si comes proteína por medio de un plato de legumbres o arroz, no necesitas volver a comer proteína después. Pero, si eso te lleva a comer dos bistecs y tres espárragos a mediodía, ya no estoy de acuerdo.
–¿Cuál es el principio científico que explica que esa dieta no engorde?
–No se sustenta en ningún principio científico. Simplemente, si comes un plato de arroz y después un cuarto de pollo, te alimentas más y engordas. Y si comes la mitad, adelgazas. Pero, insisto, en la práctica, quien sigue una dieta disociada no come arroz a mediodía y pescado por la noche, que sería lo adecuado, sino que evita los hidratos y toma proteína a todas horas.
–¿Cuál es su filosofía dietética?
–La de ir cambiando de alimentos sin prohibir ninguno. Si a un señor le apasiona el queso, no se lo puedes prohibir, porque, tarde o temprano, comerá queso. Le debes proponer que lo tome solo el domingo. Cosas lógicas. No es una filosofía mía, es un consejo universal.
–¿Triunfa su mensaje?
–Muy poco. No tenemos ninguna capacidad de convicción. Los anuncios de dietas extremas que ponen en peligro la salud tienen mucho más éxito que los nuestros. Ahora, por ejemplo, existe una dieta que está siguiendo media Barcelona, que consiste en comprar unos sobrecitos de proteínas que se han de tomar con minúsculas porciones de verdura. ¿Qué consiguen? Se pierde mucho peso en las primeras semanas.
–¿Y en las siguientes?
–El exceso de proteína provoca un aumento de acetona y ese desequilibrio, que se percibe en el aliento, quita el hambre. La pérdida de peso puede ser brutal el primer mes -de hasta 10 kilos– y, encima, no tienen hambre. Si se mantiene, esa alteración química es muy dañina, sobre todo si quien sigue la dieta es obeso y cardiópata. Y, además, no cambia los hábitos alimentarios.
–¿Su dieta, sí?
–Sí. Pero, haciendo lo que yo digo, tal vez perderán 12 kilos en un año, no en un mes. ¡Y es fantástico! Porque están aprendiendo a alimentarse bien. Pero eso no tiene atractivo.
–¿Qué función psíquica cumple la alimentación?
–¡Total! Nuestra sociedad todo lo celebra en la mesa, ya sea un negocio o una boda. Comer es una gran válvula de escape cuando estás nervioso. La persona tranquila lo tiene más fácil para comer con equilibrio. 25/06/2009 16:12:00 - 361 - 360 - 360
Tomado de: http://www.gordos.com/Salud/detalle.aspx?dieta=2854

¿Y esta semana?... 300 gramitos abajo sin ningún esfuerzo especial... o mejor dicho... uno muy grande... cuidarse...

Después de tanto tiempo "bregando" con mis amigos Babosa y Cagüayo... hoy me ha dejado de funcionar la página para hacer la "regleta" y no me ha quedado más remedio que buscar otra... que al final es lo mismo... pero no es igual... Lo peor de todo es que todas las regletas anteriores las he perdido tambíen, creo que porque a partir de ahora sólo tendrán vigencia por 6 meses, así que las he tenido que cambiar todas... sorry... aparece en escena Doña Zanahoria... con carácter retroactivo, supliendo carencias...


Reglette perso regime

8 comentarios:

  1. No nos engañemos: a la gente le gusta comer, y mucho. Y lo que se menciona que en este país todo se celebra comiendo es una realidad como un templo.
    Los comedores compulsivos son conscientes en su mayoría del problema que tienen, pero erradicarlo conlleva un gran esfuerzo personal y profesional; por eso todas las ayudas son pocas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sangre, sudor y lágrimas es el precio que hay que pagar para perder todo ese peso, pero en ello estamos.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola White Rose:
    Siempre de las primeras en pasar por aquí... Gracias.
    La verdad es que si, que todo en nuestro país (y en muchos otros, que conste) cualquier cosa es buen pretexto para sentarse a la mesa y "celebrar, como dios manda" el acontecimiento...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Javi:
    Tampoco tanto, que vale la pena el esfuerzo. Ya lo sabes...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Está claro que de todo podemos aprender.. según ella, la disociada no está mal :D si no se lleva al extremo ;)

    PUES SEÑORES COMO TODO :D

    En fin :D gracias, por las aportaciones me encantan.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nenúfar:
    Gracias a ti por no olvidarnos y pasar con frecuencia por aquí, y además, por gustarte mis aportaciones...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Miguel,

    Gracias por leerme y comentar en mi blog. La verdad aunque escribo como una valvula de escape y para organizar mis ideas, me alegra que me leean y me den consejos y recomendaciones.
    Te cuento que el siquiatra que cubre la seguridad social de mi país, solamente formula y no hace un tratamiento como tal. Creo que es algo antiético que a los 5 minutos de consulta siquiatrica te esten medicando drogas que son controladas y que los controles sean cada 2 meses... pero bueno... afortunadamente ya cuadre tarifa con la particular, que es la que me llevó y me esta llevando el proceso por la cirugía bariatrica...
    Buenos consejos me das sobre la dieta, ya me habías acostejado varíar queso y huevo en el desayuno y lo estoy haciendo, es perfecto.
    Espero poder llegar a gastar el dinero en otras cosas, por ahora creo que si me toca hacer alguna terapia, pues ahora sin comida que comer, debo enfrentar algunos problemas del pasado que aún me afectan....

    Gracias por tus consejos y el tiempo dedicado.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Dianisssima:
    Nada que agradecer. ¿Quíen mejor que entre nosotros mismos para intercambiar impresiones y algún que otro consejo? Se que cada cual es un "mundo aparte"... aun así el cambiar opiniones puede ayudar a ampliar las miras sobre un tema determinado. No hay más intención.
    Seguiremos en contacto... ya nos iremos contando los progresos.
    Muchos ánimos y adelante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar