Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 16 de mayo de 2009

¿Y después qué?

La alimentación después de la cirugía bariátrica.
Un cambio de actitud hacia la comida y el aprendizaje de
nuevas costumbres alimentarias determinan el éxito de la operación
Autor: Por Elena Piñeiro
Fecha de publicación: 4 de marzo de 2008
Aprender a comer de nuevo
De los 400.000 españoles que padecen
obesidad mórbida en nuestro país, aproximadamente 4.000 son intervenidos quirúrgicamente cada año, con el objetivo de perder peso corporal y no volver a recuperarlo. El cambio de actitud hacia la comida y aprender unas nuevas costumbres alimentarias determinarán el éxito de la operación. La cirugía bariátrica (del griego 'baros', presión o peso) reduce la capacidad gástrica (del estómago) o hace que los alimentos ingeridos no sean bien aprovechados y que las grasas no se absorban en el intestino.
La reducción de la capacidad gástrica deja reducido el estómago al tamaño de un huevo con apenas capacidad para digerir los alimentos, que deben caer hacia el intestino más por gravedad que por los impulsos de la pared del estómago. El nuevo panorama fisiológico demanda una trasformación muy profunda en las costumbres alimentarias y en el estilo de vida, ya que es probable que la persona no vuelva a comer «como antes» nunca más, o por lo menos en mucho tiempo. El concepto de las comidas como un hecho agradable que disfrutar y compartir puede tardar años en restablecerse, ya que la dieta tras la intervención resulta un duro e inevitable entrenamiento hacia una alimentación distinta.
El nuevo estómago, mucho más pequeño e intolerante a una gran variedad de alimentos y platos, determina que las comidas sean sencillas y de muy poco volumen, hipocalóricas y con limitaciones importantes en el consumo de vitaminas y minerales. La idea de comerse una manzana a mordiscos como tentempié, las uvas en Navidad, las ensaladas veraniegas o un bocadillo de pan recién horneado, se ha de relegar a un futuro. Depende de un importante cambio en el concepto de alimentarse y en definitiva un cambio en el estilo de vida.
Un viaje a través de las texturas
La dieta post-cirugía bariátrica es complicada porque la persona tiene que recibir los requerimientos mínimos de nutrientes en un volumen de comida muy escaso (50 ml-100 ml) y dentro de una concepción de una dieta de entre 800 a 1.200 kilocalorías como máximo. Miguel Ángel Rubio, director de la Unidad de Obesidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del
Hospital San Carlos de Madrid y sus colaboradores, trabajan sobre este tema y han descrito las etapas en las que se desarrolla este tipo de dieta.
La primera fase consiste en la administración de líquidos claros (caldos desgrasados, zumos diluidos, agua de arroz e infusiones) durante dos o tres días. Se continúa durante unas seis semanas con una dieta líquida completa, baja en grasa y con alto contenido en proteínas, necesarias para el restablecimiento del organismo después de haber pasado por el quirófano. Algunas de las alternativas dietéticas para esta fase pueden incluir dietas basadas en yogur líquido o bien utilizar productos comerciales de nutrición entera para las personas que no toleran bien los alimentos. Se trata de preparados comerciales que se disuelven en agua y que aportan aproximadamente 800 kilocalorías, unos 70 gramos de proteínas y todas las vitaminas y minerales necesarios. Se suelen pautar unos cuatro sobres al día, uno por cada comida.
Aproximadamente dos meses después de la operación (algunos pacientes deben esperar más tiempo), se puede comenzar con una dieta triturada. También se deben ir incluyendo alimentos de consistencia muy blanda y con alto contenido proteico como el huevo, quesos bajos en grasas, pollo o pescado blanco. La dificultad se encuentra en que con frecuencia aparecen intolerancias alimentarias. Las carnes, los pescados y los huevos, tan importantes como fuente proteica para que no se pierda masa muscular después de la cirugía, no suelen ser bien tolerados. Algunas verduras, legumbres y los cereales integrales por su alto contenido en fibra tienen especial dificultad para atravesar el estómago hacia el intestino. Incluso la fibra de algunos alimentos, al no ser digerida, puede atascar la salida del estómago. Un puré de lentejas o una papilla de cereales suelen provocar una intensa y desagradable sensación de saciedad y pesadez. En cambio el consumo de
fibra soluble más abundante en las frutas, suele ser mejor tolerada por su escasa flatulencia. Además, este nutriente es muy interesante por su actividad prebiótica en el colon, que ayuda al buen funcionamiento de la flora bacteriana.
Los embutidos, los quesos grasos, los frutos secos, los patés y en definitiva todo alimento con alta proporción de grasas, suelen causar fuertes dolores abdominales, flatulencia y esteatorrea (grasa en heces). Deben evitarse además porque pueden frenar la curva de pérdida de peso y facilitar la recuperación del mismo. Merece especial atención el alcohol: Aporta calorías vacías y evita la oxidación de las grasas, disminuyendo la eficacia de la pérdida de peso. Las personas gastrectomizadas o cuyo estómago ha sufrido un cortocircuito o bypass, pueden sufrir más fácilmente una intoxicación aguda tras la ingestión de cualquier bebida alcohólica.

La nueva alimentación
Después de meses de alimentos triturados, la tolerancia a la dieta normal es muy individual. Se debe aprender a seleccionar y preparar los alimentos. La meta es conseguir una dieta variada, baja en grasas, y azúcares, y rica en proteínas, frutas y verduras. Una comida tradicional de primero y segundo plato seguido del postre es inconcebible después de este tipo de intervenciones quirúrgicas. El estómago no puede admitir mucho más de 150-200 ml de capacidad después de unos meses tras la operación, lo que equivale al contenido de un vaso de agua. Se recomienda comer unas tres o como máximo cuatro veces al día para no sobrecargar la función digestiva.
Los alimentos
Legumbres, pastas y cereales se pueden tomar una vez a la semana, alternando estos alimentos, y en forma de guarnición, sopas o purés. En cuanto a las verduras, a medida que pasan los meses muchas personas aceptan las ensaladas, pero aún así la masticación ha de ser extremadamente cuidadosa. Se recomienda tomar más verduras suaves tipo zanahoria, calabacín, calabaza o puerros acompañados de patata. La piel blanca y la circundante de los gajos de las mandarinas, naranjas y pomelos, los hollejos de las uvas, las pepitas, semillas o huesos tienen que ser retirados previamente, ya que al ser pura fibra pueden dar lugar a una oclusión intestinal y producir vómitos.
Las carnes blancas son menos grasas y fibrosas que las rojas pero aún así cuesta mucho ingerirlas. La carne de conejo, aunque sea blanca es muy fibrosa, por lo que no conviene consumirla en los primeros meses. Se recomienda partir la carne en trozos muy pequeños y masticar mucho y despacio. También se puede recurrir a las hamburguesas, albóndigas o rellenos de croquetas, canelones, etc., que resultan más fáciles de masticar.
La preferencia por alimentos y platos sencillos, pocas grasas y dulces, el control de los aceites para cocinar y aliñar y la correcta hidratación diaria entre otras cosas, forman parte de un nuevo modelo de cuidado de la salud y en definitiva del cuidado de uno mismo. El no seguir unas pautas alimentarias ordenadas y sanas puede hacer fracasar por completo el objetivo de adelgazar y mejorar con ello, no solo la calidad sino también la esperanza de vida.
Complicaciones comunes
Como consecuencia de la cirugía bariátrica algunas personas desarrollan síntomas de inadaptación a las nuevas pautas alimentarias y requieren cierta observación y cuidados concretos por parte de los profesionales que les atienden. Algunos ejemplos son:
Náuseas y vómitos: son muy frecuentes y suelen suceder por comer demasiado rápido, mezclar líquidos con sólidos o ingerir una cantidad superior a la que admite el reservorio gástrico.
Estreñimiento: se produce por la baja ingestión de fibra y grasa. Los expertos recomiendan asegurar una adecuada hidratación y utilizar laxantes suaves pautados por el facultativo, si fuera necesario.
Síndrome de
dumping: se suele producir en las semanas posteriores a la intervención quirúrgica y se caracteriza por molestias abdominales generadas por un rápido vaciamiento gástrico. La ingestión de alimentos o bebidas ricos en azúcares puede dar lugar a sudoración, sensación de hambre, malestar general y náuseas y/o vómitos.
Dolor abdominal: puede tener varios orígenes pero se deben descartar los relacionados con la ingestión de alimentos como haber comido demasiada cantidad o excesivamente rápido, alimentos flatulentos o bebidas con gas, etc.
Deshidratación: puede estar provocada por vómitos, diarreas y/o la escasez de ingestión de líquidos. Para evitarla es necesario beber agua, bebidas isotónicas o limonada alcalina, aunque no se tenga la sensación de sed. Siempre en pequeños sorbos pero de manera constante hasta llegar a los 1.500 ml diarios aconsejados.
Interesante artículo, razón por la que lo comparto con todos vosotros, pues aunque en mi caso particular (cada cual es un "mundo" ya lo sabemos) los tiempos señalados por la autora resultaron más cortos en cuanto a la incorporación de nuevos tipos de alimentos, y en cuanto a pasar de dieta líquida a blanda y a normal, en general me parece una magnífica referencia para todo aquel que ande un poco perdido o ansioso de saber que hacer con "las cosas del comer" en el "mundillo post-operatorio"...
Yo sigo manteniendo mi peso estable una semanita más.
El pasado lunes estuve con mi Cirujano y en general todo va bien, de acuerdo con lo previsto... bueno, él un poco sorprendido porque en mi caso los resultados han sido más propios del Bypass que de la Gastrectomía Tubular en Manga... pero en este sentido, "a nadie le amarga un dulce"... ¿no crees?

Reglette perso regime

Seguiremos informando...

25 comentarios:

  1. Que gran verdad, a mi no paran de decirme lo mismo en todas las consultas o que se cambia el chip o esto no vale de nada! lo mejor es que se empieza a notar ya ciertos cambios de chip! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Ojos Verdes:
    Me alegro de que ya vayas notando ciertos cambios en el chip... y me alegro que, salvando las dificultades que a veces se presentan, vayas logrando tu objetivo de bajar de peso. Es lo importante.
    Muchos ánimos y mucha suerte para que acabes de superar todos esos efctos secundarios que te están molestando. Espero sea cuestión de tiempo.
    Ah!!! y muchas FELICIDADES en tu cumpleaños, que pases un domingo feliz en compañía de tus seres queridos.

    ResponderEliminar
  3. Yo hace tiempo que aprendí a comer bien y saludablemente; ahora sólo falta que un endocrino me haga caso y me meta en quirófano...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Nassus:
    ¿Y por qué, en lugar de tratar de convencer al endocrino, no vas directamente y lo consultas con un Cirujano Bariátrico? Mi "experiencia endocrina" fue genial... si bajaba bien, porque bajaba (nunca bajé ni con dos años de Xenical), si no bajaba, bien también, porque al menos no había subido... y si subía, bien también, porque podría haber subido el doble, y sólo subí la mitad... ¿me explico?
    Con relación a lo que dices que comes bien y saludablemente, hay algo que no me cuadra, pero tu lo sabrás mejor que yo, si no es ahora, en su momento.

    ResponderEliminar
  5. Aquí donde vivo quien tiene la primera y última palabra es el endocrino; aunque hablase con un cirujano bariátrico y me diese el visto bueno, si el endocrino dice que NO, es que no... :s
    Y por privado imposible, claro...
    Saludos.
    P.D: ahora estoy tomando Orlistat, sólo que con otro nombre. (no es el Xenical).

    ResponderEliminar
  6. Hola Miguel,

    Pues sí, toca cambiar el chip, y a veces no es facil, bueno al menos a mi a veces se me hace dificil. Pero de a poquitos se va dando el cambio.

    A mi a veces me preocupan mis "resbalones", que bueno, si comparo con antes de la cirugia no son tan grandes como antes, pero siguen siendo formas no saludables de relacionarse con la comida.

    Definitivamente toca cambiar el chip y cambiar muchas cosas cotidianas para hacerse la vida mas fácil después de la cirugía. Yo sigo en camino... tratando de adaptarme...


    Un saludo y mucho ánimo

    Diana de Colombia

    ResponderEliminar
  7. Hola Nassus:
    Pues realmente lo siento por ti, no se donde vives, pero supongo que el endocrino tendrá que decidir en aquellos casos donde sea necesaria la cirugía, siguiendo los parámetros que tengan establecido, que no siempre son los más correctos, en mi caso, por ejemplo, la Seguridad Social no me cubría porque mi obesidad no era mórbida, y me la tuve que pagar yo para quitarme todas las enfermedades que padecía como consecuencia del sobrepeso: hipertensión, apnea de sueño, edema, entre otras.
    Pero tu no te desanimes, que todo llega en su momento. En esto hay que ser optimista, y además, no dejar de insistir hasta lograr nuestro objetivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Diana de Colombia:
    Es cierto que cuesta cambiar el chip, pero merece la pena. Hasta de los "resbalones" hay que sacar experiencia positiva, y que nos sirvan para no volver a "resbalar", al menos en el mismo charco...
    Un poco de perseverancia y adelante, insisto, porque merece la pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, la semana entrante pasare los papeles para mi operacion, y ustedes me ayudaron con sus comentarios.

      Eliminar
  9. Realmente curioso, gracias por la aportación.

    ResponderEliminar
  10. Hola mi nombre es Mary desde Suiza,hace cinco dias me hice la manga gastrica,todo bien hasta ahora salve unos dolores abdominales espantosos que me dan, son mas como colicos ya que vienen y van...Me gustaria saber si alguien a padecido algo parecido y como ha solucionado este problema.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por postear tan interesante blog Miguel Arturo.Me opere de manga gastrica el 2 de setiembre 2010, y tenia , mejor dicho tengo muchas dudas y preguntas acerca de la alimentacion, las vitaminas y la caida del cabello. Aqui estoy leyendo de a pocos tu interesantisimo blog y no sabes cuanta luz he encontrado. Yo me siento fabulosa, de cuando en cuando un poco cansada, pero luego se va, nada de dolor ni nauseas, aun con dieta liquida: crema de verduras, yogurt, jugo de frutas hasta cumplir 1 mes...En cuanto al ejercicio empece a hacer pesitas de 1 kilo para mis brazos(3 repeticiones de 10 cada una) y a caminar 2 veces a la semana 30 minutos. Ademas no dejo de tomar un multivitaminico soluble. Nuevamente gracias tu blog vale un tesoro y tu ejemplo digno a seguir. Felicitaciones por ese teson y por toda tu ayuda!

    ResponderEliminar
  12. Hola....he leido poco en este blog pues apenas acabo de encontrarlo. Lo que me impulso en esta busqueda es una inquietud que tengo en relacion a esta cirugia. Me opere hace 5 meses y me siento de maravilla, sin arrepentimientos y asi como ustedes con una historia pre y post operatoria. Antes de tomar la decision me lei toda informacion que encontre al respecto asi como referencias de personas conocidas, busque el mejor cirujano de mi ciudad incluso me atreveria a decir de mi pais. Fue excelente el equipo medico y hasta ahora todo ha evolucionado perfectamente. La inquietud radica en que en los ultimos dias he escuchado que hay muchas personas que han ganado con el tiempo un monton de kilos cosa que me aterra. Yo sigo las recomendaciones del doctor pero tambien me he encontrado personas en la sala de espera que cuentan como se estan alimentando y es casi que lo contrario de lo que el doctor ha dicho pero les ha ido muy bien...asi que??!!! Quisiera me contaras cual es un dia normal en la alimentacion que llevas y que cantidades consumes, frecuencia....y todo lo que creas conveniente contar...Gracias!!!!!

    ResponderEliminar
  13. felicidades miguel admiro tu determinación y fortaleza te vez fenomenal mucho excito.

    ResponderEliminar
  14. Dios me dio la oportunidad de volver a nacer con esta intervenciòn, ya tengo un año de operada, baje 40 kilos y soy una mujer feliz!!. Lo ùnico es que se deben tener encuenta los paràmetros establecidos por los mèdicos para no volver a sufrir de obesidad!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola:
    Que bueno haber encontrado este blog del 2011 al menos.
    Yo tambien me opere de Manga Gastrica en chillán hace exactamente 1 año y 5 meses...Pero lentamente he ido subiendo de peso y estoy super preocupada,porque e subido 5 kilos y no los he podido bajar.

    ResponderEliminar
  16. gracias por todos los comentarios me han servido para asimilarlos a mi nueva vida, pe opere hace ocho dias de la manga gastrica, en colombia con un excelente medico y calidad humana, agradezco cualquier sugerencia a este correo gloizano@gmail.com

    ResponderEliminar
  17. hola buenas tardes desde México, yo me opere de manga gastrica el 7 de noviembre y estoy con alimentos en Papilla (aunque ya como huevo y otras cosillas) es dificil sacar de la mente que ya no podremos comer como antes, a eso no lo ayuda nadie mas que el dia a dia, con casi 2 meses de operada el dia 28 de diciembre me salio un poco de sangre del ombligo, caray.. esto es normal? saludos a todos y en estas fiestas no desesperar.

    ResponderEliminar
  18. hola soy de Mexico y yo me hice la operacion de la manga hace 2 años y efectivamente ha sido un cambio radical de vida desde la parte mas notoria que es la fisica hasta la social. yo cerrada de ojos me atrevo a recomendar la operaciòn aunque les he de confesar que aun tengo algunas dificultades con la asimilaciòn de los alimentos y lejos de ser los mas sanos los que asimilare mejor no siempre es asì ya que intento comer ensaladas, carnes o verdura y me manda rapidamente a volver sin embargo como frituras y no me provoca malestar y esto me tiene inquieta; llevo 63kg perdidos pero desde hace 4 meses aprox. no bajo mas gracias a Dios tampoco subo pero continuo en la lucha por el cambio del chip. Salu2 a todos y vale la pena atrevanse !!!!

    ResponderEliminar
  19. hola, la semana entrante pasare los papeles para mi operacion, y ustedes me ayudaron con sus comentarios.

    ResponderEliminar
  20. ESTA SEMANA ENTRO A SIRUGIA ALGUN CONSEJO?

    ResponderEliminar
  21. Hola soy vivían hace 4 días me realicé mi manga gastrica y me gustaría saber si a alguno de ustedes les dieron laxantes, porque las molestias q se sienten son terribles y no me animo lógicamente a hacer fuerza x semejante operación. Si alguien puede opinar y ayudarme se los agradezco.

    ResponderEliminar
  22. hola saluditos desde chihuahua mexico tengo 4 días con mi operación y hace 1 dia comencé a sentir un dolor muy fuerte como si fuera de aire entre el hombro izquierdo y el pecho esto es normal? como lo podre calmar porque en ocasiones depende de la posición disminiye espero me puedan aclarar mi duda mil gracias

    ResponderEliminar
  23. cesar arturo caag2406@hotmail.com18 de febrero de 2014, 5:57

    Hola desde México, yo me opere el día 6 de febrero llevo 12 días de operado y no he tenido grandes molestias, un poco de cólico que me refieren es por ingerir demasiado rápido, y algunas punzadas en la panza que se refieren más al colon irritable, hoy comencé a sentir comezón cerca de las cicatrices y un poco de punzadas, soy paranoico y todo el tiempo me checo la temperatura y el pulso para ver que todo este normal y descartar una fuga en el estomago, pero en general me siento perfecto y con 11 maravillosos kilos menos. Seguire luchando con los antojos, hoy fui al cine por primera vez y no me pude resistir a las palomitas así que compre una bolsa chiquita (se me hizo rarísimo en mi) y después de masticarlas las escupía, se que suena asqueroso pero es muy dificil lidiar con los antojos. Espero saber más de ustedes, abrazos y a seguir luchando por cambiar el chip.

    ResponderEliminar
  24. tengo 3 semanas de operada y siento muchas nauseas y falta de apetito ..siempre tengo la boca amarga o con mucha salivación mi falta de apetito es muy notable mas me gusta consumir liquidos como agua...es esto normal?? graias or tu atencion

    ResponderEliminar