Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

jueves, 24 de julio de 2008

Parece mentira... un mes ya...

Pues si, me parece mentira que haya transcurrido un mes, y que además, en un mes me sienta tan bien como me siento... otra cosa no puedo decirte...
Ayer he probado con uno de los alimentos que me faltaba... ¡la carne!... era el alimento que más me "mosqueaba" introducir en la dieta, porque de "oídas" se que tiene fama de ser uno de los más fuertes y además, de los más "caprichosos" para ser digerido... pero había que decidirse... y ya está hecho...
No obstante, tuve mis "precauciones"... "a mi manera"... veréis por qué...
Mi principal disyuntiva era el cómo preparaba la carne, porque lo que si tenía muy claro era que tenía que ser de la mejor calidad y completísimamente magra, sin gota de grasa, ni nervios, ni "pellejitos"... no me apetecía para nada hacerme un bistec a la plancha, tampoco tomarla como picadillo, ni mucho menos hervida... lo que más me apetecía era tomarla en forma de carpaccio, pero para hacerlo en casa me resultaba complicado lograr el corte extremadamente fino que necesita para estar bien... entonces se me ocurrió hacer un "Steak Tartare" (especial para convalecientes bariátricos), con receta "corregida y lightificada" por el que suscribe, la cual recomiendo a estómagos no muy débiles que gusten de sabores intensos, y de paso, con un aporte protéico estupendo... yo lo preparé de la siguiente manera:
Pedí a mi carnicero que me moliera bien fino un trozo de carne con cero grasa, de la más tierna que tuviera, seleccionó un trozo de "babilla", que era el que le iba a sugerir yo... pues bien, la formulaca:
- unos 150g de la carne bien molida,
- una yema de huevo (cruda),
- cebolla bien picadita, muy fina, a gusto,
- un chorrito de aceite de oliva virgen,
- un "toquecito" (al gusto) de mostaza
- un chorrete de vinagre (mejor si es aceto balsámico de Módena),
- sal y pimienta (esta última mejor si está recien molida) a gusto
- y si eres capaz de soportarlo como yo, unas gotitas de "Tabasco"...
Preparación: Mezclarlo bien todo, más o menos en el orden de la lista de más arriba, añadir un chorrete de zumo de limón, y dejarlo macerar unos 10 o 15 minutos.
Está de bueno que no veas... estoy deseando "repetir" cuanto antes... no creo que deje pasar muchos días... Ah, y lo más importante... lo pude tragar estupendamente bien y me "sentó" más que mejor... acompañado de un purecito de patatas bien suave...
Si lo probaís..."bon apetit"...

Hoy no tocaba hablar de pesos ni de pesadas... pero que caray, como estamos de "fiesta cumpleañera" por el primer mes, vamos a saltarnos las normas por esta vez, así "cotilleaís" como va la cosa...

Reglette perso regime

¿Que os parece?... un kilete menos que en el último control... un centímetro menos de circunferencia abdominal... y bajando!!!!

4 comentarios:

  1. Me gusta esa receta Miguelo, pero no dijiste que hiciste con la carne despues adobada. Cómo la cocinaste?
    Y acaba de colgar las fotos del nuevo M.A.

    La belleza de tu trozo de estómago demuestra que por dentro eres tan bello como por fuera.

    ResponderEliminar
  2. El steak tartar no se cocina... con los ácidos del limón y el vinagre y el picante de la pimienta y del Tabasco se cocina "solita" como un seviche... prueba y verás... eso si, la carne tiene que ser de la "güena güena" lo más usual es usar solomillo, pero para mi la "babilla" tiene mejor sabor y es casi igual de tierna comiéndola asi en "crudo"...
    Gracias por valorar "mi belleza interior"... intentaré estar a la altura...
    ... y aguanta, que las fotos van viniendo...
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  3. Hola Migue!

    Mmm que rica tu receta!

    Sabes ayer fui al super y que crees que consegui? Bisteces de pavo!! wow!! , voy a haber si los hago para el fin de semana.

    Vas muy bien y me encanta tu animo ehhh

    Un abrazo y que sigan los exitos!

    Myri

    ResponderEliminar
  4. ¿La has probado?
    Puedes hacerla también con atún rojo, y queda buenísima... explosiva en sabores y en proteínas, cosa que nos viene muy bien.
    El pavo es muy bueno, es una de las pocas carnes que contiene triptófano, un aminoácido escencial para la formación de tejidos, fundamental en el proceso de liberación de la serotonina, que tiene que ver con procesos biológicos como el sueño, el placer (mmm...) etc. y que sólo se encuentra en la carne de pavo y en algunos vegetales.
    Asi que ya sabes, triptofanízate... pero con mesura...
    Besos y gracias por seguir ahi.

    ResponderEliminar