Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 13 de agosto de 2011

Seis preguntas a los centros de adelgazamiento (III)

Concluimos esta breve serie de tres artículos (ver partes I y II) con el análisis de los objetivos que nos propone el centro de adelgazamiento, y si tiene o no en cuenta nuestra salud a la hora de definir su tratamiento. Y, por último, cuánto nos costará.


4) ¿Proponen un objetivo razonable?

Es otra de las claves del éxito. Proponer objetivos excesivos, ya sea en lo referente a la cantidad de kilos perdidos o al tiempo que tardaremos en conseguirlo, es buscar el fracaso. Porque, por encima de todo, hay que pensar que los objetivos deben serlo para siempre, y esto es algo fundamental que debería contemplar el centro al que acudamos.
En cuanto a la cantidad de kilos a perder, es algo que tiene mucho de planteamiento personal de cada uno. En general, es preferible abordar objetivos modestos, y triunfar y perseverar en ellos, que intentar lo inalcanzable. Lo primero reforzará nuestra confianza y nos hará, quizá, buscar un nuevo objetivo más ambicioso dentro de un tiempo; lo segundo no hará más que socavar nuestra moral y perjudicar nuestra salud.
Por lo que respecta al ritmo de adelgazamiento, los expertos coinciden en que pretender perder más de medio o, a lo sumo, un kilo por semana sólo pueda lograrse con dietas no saludables.
Por último, dichos especialistas también coinciden en que la duración del tratamiento debería ser lo que se tarde en conseguir el objetivo fijado. No se debe establecer una fecha límite, como hacen casi la mitad de los centros consultados.

5) ¿Tienen en cuenta mi salud?

Es una cuestión básica y evidente, pero que algunos clientes desesperados están a veces dispuestos a pasar por alto. Si el centro no tiene personal capacitado, basa su oferta en el consumo de un producto "estrella" o hace propuestas poco razonables, es fácil que esté también dispuesto a pasar por encima de su salud con tal de lograr el objetivo.

6) ¿Cuánto me costará?

Es algo tan fácil como preguntarlo y tomar una decisión. Sin embargo, hay que tener en cuenta que unos establecimientos (en torno a un tercio) obligan a pagar el tratamiento completo de una vez, y el resto lo cobra por sesiones. También habría que sumar, en su caso, el coste de los productos que tengamos que consumir o los tratamientos a los que tengamos que someternos.
Cuando se paga el tratamiento completo, el precio total oscila mucho: va de los algo más de 400 euros hasta casi los 4.000, con un coste medio de unos 1.400. Por lo que respecta al coste del tratamiento por sesiones, incluyendo los productos a consumir, la media estaría en torno a los 80 euros al mes.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en julio de 2011,
a partir del estudio de Consumer sobre
centros de adelgazamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario