Mi Evolución... desde el principio hasta el día de hoy:

sábado, 28 de agosto de 2010

Aprendiendo a comer bien...

Hoy toca el "post oficial"... es de los sábados de siempre, aunque, todo sea dicho, ayer no sobrepasamos la barrera de las 100 visitas, llegando esta vez sólo a 98, por lo que, de no ser sábado, el post se hubiera "post"puesto...
Hoy es sábado, repito, y toca "pesada"... sorpresa, me mantengo dentro de lo previsto, 100 gramitos menos que el sábado anterior, lo cual nunca viene mal, para situarnos en unos redondos 70 kilogramos...

¿Con qué vas a Comerlo?

Todos sabemos que hay alimentos que nos cuesta digerir más que otros, y que hay comidas que, simplemente, nos sientan mal.

El organismo de cada persona reacciona de una manera particular ante un mismo plato, pero algunos expertos en nutrición vienen desarrollando desde hace años una serie de combinaciones según las cuales las probabilidades de que nuestro organismo asimile o no algún alimento depende del acompañamiento.
Lo primero que hay que conocer es cuáles son los grupos de alimentos y qué características tiene cada uno de ellos. A partir de ahí, sabiendo qué propiedades nos puede aportar cada comida y cómo se puede potenciar su acción, veremos con qué es más adecuado que los consumamos. Los alimentos se suelen dividir según dos comportamientos: su composición química y su reacción en el organismo.
Por su composición química, los componentes de los alimentos son: las proteínas, los hidratos de carbono, los lípidos, las vitaminas, y las sales minerales. Según su reacción en el organismo, los alimentos se pueden dividir en acidificantes y alcalinizantes. Los primeros (la mayoría de las carnes, huevos y cereales), tras su oxidación, dejan un residuo con gran cantidad de elementos (como el cloro, el azufre o el fósforo) con capacidad para generar ácidos.
Los alcalinizantes, en cambio, dan lugar a un residuo rico en magnesio, potasio, calcio o sodio. Se considera que un adulto debe consumir aproximadamente ente un 30% y un 40% de alimentos acidificantes y entre un 60% y 70% de alimentos alcalinizantes.

Combinaciones correctas:
Las hortalizas tienen la propiedad de combinar bien con la mayoría de los nutrientes. Incluirlas en la dieta habitual es buena forma de evitar dedicar demasiado tiempo a pensar en incompatibilidades. Sus vitaminas, sales minerales y agua favorecen la asimilación de las proteínas, lo mismo ocurre en los almidones.
Sin embargo, es preferible no mezclar las hortalizas (como los guisantes o las judías) que poseen almidones y proteínas con otros alimentos de estos grupos. Se pueden consumir, por ejemplo, con grasas, que no impiden el efecto de los enzimas.
Las grasas inhiben la secreción gástrica, pero, cuando se comen con verduras, este efecto parece neutralizarse y la digestión de las proteínas se produce con normalidad, aunque la digestión sea más lenta. Esta es una combinación muy frecuente en la dieta mediterránea.
Las frutas pueden combinarse entre sí, aunque algunos expertos recomiendan no mezclar las muy dulces (plátano) con las muy ácidas (naranjas). Algunos autores incluso recomiendan tomarlas antes de la comida y no como postre, porque su digestión es rápida.

Combinaciones neutras:
Las proteínas y los almidones es una mezcla que muchos consideran aceptable ya que se retarda la asimilación del almidón y así se adecuan los jugos gástricos. Un poco peor es unir las proteínas a las grasas, que dicen que es mejor acompañar con hortalizas para reducir la fermentación de la síntesis de las proteínas.
Las personas diabéticas y con problemas para asimilar el gluten de los cereales deberían evitar combinar almidón con almidón, porque suele suponer un exceso de calorías. Con las mezclas de proteínas con proteínas conviene que los aminoácidos de uno de los alimentos suplan las carencias del otro.

Combinaciones desfavorables:
Si las anteriores eran pasables, las que no son nada recomendables son las mezclas del almidón con las proteínas magras, los azúcares y los ácidos. También hay que tener mucho cuidado con la leche, que al parecer combina desfavorablemente con casi todos los demás. Además, los adultos carecen de renina, que es el enzima que se ocupa de asimilarla. Sin embargo, es muy rica en metionina y triptófano, los aminoácidos de los que carecen los cereales.

Principios Generales para la Asimilación correcta de los alimentos:
La asimilación de los alimentos depende del organismo de cada individuo. Sin embargo, hay una serie de reglas que todos compartimos.
Comer sin ansiedad ni nerviosismo. Es necesario comer tranquilamente, dedicándose sólo a disfrutar de la comida y masticar bien cada bocado. Si durante la comida procuramos no beber también reduciremos la probabilidad de sufrir incompatibilidades alimentarias.
No comer en exceso ni demasiado poco. Conviene levantarse de la mesa antes de sentirse lleno, de ese modo será mucho más sencillo realizar la digestión. Tampoco conviene pasar hambre, porque se provoca una sensación de ansiedad.
Cocinar al vapor, al horno o a fuego lento. Conviene evitar el microondas y la olla a presión porque las altas temperaturas pueden eliminar el contenido en vitaminas y sales minerales de los alimentos.
No tomar congelados, conservas ni conservantes. Los alimentos, aún conservados en la nevera, van perdiendo valor vitamínico, de modo que conviene consumirlos frescos.
Evitar mezclar en exceso.Lo mejor es comer sólo dos o tres productos distintos para no entorpecer la labor de los jugos gástricos. La dieta ha de ser variada, pero la variedad se debe de dar en las distintas comidas y no todo en una.
Consumir antes los alimentos de rápida digestión. Las hortalizas y las carnes magras se pueden digerir así sin que se vean perjudicados por los de digestión lenta, como tocino, huevos, quesos grasos, aceites y mantequillas.

Clasificación de los alimentos según su composición química:
Las proteínas.
Se encuentran en las carnes, pescados, lácteos, huevos, levaduras, soja, cereales,… De ellas dependen los anticuerpos, el equilibrio hídrico de las células y la regulación de ácidos y bases, y son indispensables para el crecimiento y la reparación del organismo.
Están compuestas por una serie de aminoácidos, de los que ocho están considerados fundamentales para la vida y deben ser suministrados por los alimentos. Así, una proteína será más eficaz si contiene en proporción adecuada los aminoácidos indispensables.
Las proteínas pueden ser de origen vegetal, como las de la soja, las almendras, las avellanas, los cacahuetes, las algas y ciertas leguminosas, o de origen animal, como las de la carne, el pecado, la leche, los huevos y el queso. Estas últimas, las de origen animal, suelen contener todos los aminoácidos esenciales, mientras que los vegetales pueden carecer de alguno.
Las hidratos de carbono o glúcidos.
Aportan energía a los diversos tejidos, sobre todo del cerebro y el sistema nervioso. Son los azúcares simples o monosacáridos (los de las frutas), polisacáridos y almidones (los de los cereales y las féculas).
Los monosacáridos.
Se encuentran en las frutas ácidas (como la naranja, el limón o el pomelo), las semiácidas (como la cereza, el albaricoque o la ciruela), las desecadas, las neutras (melón y sandia) y en la miel. También hay que contar con los polisacáridos de las confituras realizadas con estas frutas y con los almidones de cereales, féculas y hortalizas.
Los lípidos o grasas.
Proporcionan gran cantidad de energía calórica. Contienen nutrientes importantes y, en cantidades moderadas, son esenciales en cualquier dieta. Pueden ser de origen animal (leche, mantequilla, huevos, pescados, carne y queso) o vegetal (nueces, piñones, almendras, aceitunas, avellanas, legumbres, aceites,…)
Vitaminas.
No aportan energía, pero son esenciales para reponer los tejidos dañados y regular el metabolismo. Hay dos grupos principales; las hidrosolubles (B y C), que se eliminan con la orina, y las liposolubles, que se pueden almacenar (A,D,E y K).
Sales minerales.
Están presentes en todos los tejidos del cuerpo y parece ser que participan en la síntesis de componentes, la degradación de sustancias y la liberación de energía.

Tomado de www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/como%20comerlo.htm

14 comentarios:

  1. Sí que hay mucho que aprender sobre la nutrición, analizando lo que escribiste, cuando según yo "cono bien" estoy errando en que me hace falta variedad de alimentos... supongo que tampoco es bueno sólo comer una clase de proteínas, yo por ejemplo como muchooo queso sin crema ( acá -queso campesino-)... y pienso que está bien. -No me hace un aparente daño y es proteína sin tanta grasa, pero no le he puesto cuidado a los acompañantes de esta proteína, supongo que debo remplazar de vez en cuando el queso por huevo sin grasa; si como ensalada, generalmente como tomate pues me gusta y es fácil de obtener, pero sería bueno buscar otras cosas, como zanahoria que supongo tiene otra clase de vitaminas que si se mezclan con otra proteína tendrán efectos diferentes sobre mi metabolismo y la digestión. (Sé que en mi caso igual debo tomar las vitaminas)

    Generalmente desayuno con "arepa integral" y queso campesino, por variar compré unos cereales que se veían buenos, integrales, sin tanta azúcar. Sé que son un buen alimento bien repartidos en la dieta... mi padre me escuchó hablar de los cereales y esta semana compró cereales azucarados!!! jajajaja... creo que deberé tener una nueva charla con mi padre sobre la diferencia entre los cereales y sobre lo basura que son.

    Un saludo Miguel...

    ResponderEliminar
  2. Querido Miguel:
    No te he comentado pero sigo atentamente los post que has ido publicando y que son de tanta importancia.
    Felicitaciones por las visitas diarias que tienes !!!
    Veo que tu peso se mantiene así que sigues con buena nota .
    Quiero que sepas que has sido de invalorable ayuda para mí y que pienso seguir por acá "jodiendo".

    Tengo pendiente armarme un menú completo y debo analizar más las combinaciones ( que uno las hace sin pensar ).
    Por lo demás , estoy bien aunque no he descartado la idea de buscar ayuda.
    Muchas gracias por todo.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Dianissima:
    Efectivamente, es importante por nuestra propia satisfacción, más que nada, variar en todo lo posible los alimentos, no sólo para obtener "diferentes" tipos de nutrientes, sino para hacernos la vida menos aburrida.
    En cuanto a las ensaladas, la variedad es infinita. A mi me encanta también el tomate, pero hay más variedad... por nombrar algunos: lechugas de diferentes tipos, col, cebolla, pimiento verde, amarillo y rojo, zanahoria, rúcula, canónigos, espinaca, aceitunas verdes y negras, aguacate, mango (no muy maduro), e infinidad de frutos secos que puedes añadir... multiplica y verás cuantas combinaciones diferentes puedes hacer... puedes añadir huevo duro o patatas cocidas. Aceite, siempre que puedas, de oliva virgen.
    Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día, por lo que debe ser la mas completa. Que no falte la fruta, o un zumo natural, o mejor ambas. Algo de proteína: jamón de york por ejemplo, lacteos, queso o yogur, aparte de tu café con leche, y carbohidratos, cuatro galletas integrales son suficientes. Yo tomo el muesly o la avena natural como cereal, creo que es lo mejor, sobretodo por el contenido en fibras, aunque no lo tomo todos los días.
    A tu padre no parece fácil convencerle... seguramente no ha aprendido a mirar bien las etiquetas de los alimantos (composición y calorías)... te sugiero como mejor solución para ti que te encargues tu de la compra...
    Tengo medio preparados unos post para estos días sobre los diferentes componentes de los alimentos, sobretodo vitaminas y minerales. Los iré posteando en breve. No te los pierdas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mariana, y enhorabuena por haber alcanzado tu ansiado sueño de los 68 kilos.
    Te advierto que lo más duro viene ahora: ¡mantenerlos!
    Me alegro haber sido de cierto modo una ayuda, y no deseo más que sigas, como dices, "jodiendo" por aquí.
    Para mi, aparte de un gusto, es un honor.
    En cuanto a la ayuda, mantente alerta, de tal modo que te des cuenta si realmente la necesitas, y en ese caso, acude a ella sin dudar.
    Seguiremos "siguiendonos" por estos lares.
    Muchos ánimos y adelante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. miguel,
    me encanto el post de hoy, creo q es basico aunq muchas de las comidas habituales de nuestros dias no lo contemplen, eso mas tener en cuenta algunos items de la circadiana van conformando una suerte de plan q se acomoda bastante bien a lo que queremos, mantenernos flacos y saludables, sentirnos vitales y fuertes, con energia. Gracias por toda la información q siempre traes. Un abrazo. Y seguimos en camino, felicidades por el mantenimiento!

    ResponderEliminar
  6. Hola M:
    Gracias por el comentario.
    ¿Dieta Circadiana? Mira por donde me estoy metiendo en temas en los que no tengo ni idea... no sabía que tipo de dieta era... He estado investigando un poco y es así... hemos estado llevando y defendiendo unos principios que desconocíamos eran similares a la llamada dieta circadiana...
    Prometo en uno de mis futuros post abordar este tema.
    Gracias M.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel... acabo de encontrar tu blog y me he puesto a verlo... me alegro lo bien q ha salido todo para ti :)...
    Soy una chica super joven (21 años) y me opere hace casi un mes... me hice la manga gastrica, la verdad es q tengo miles de dudas respecto de todo y me gustaria consultarlas con alguien q haya vivido lo mismo q yo...
    Estoy en mi ultima semana de papilla y el viernes me daran una mas con picados, para luego comenzar con la dieta hipocalorica... pero hay algo q me tiene incomoda y preocupada... resulta q algunas veces estoy comiendo (la papilla) o tomando agua, lo q sea... y me siento como atorada y hasta me duele el pecho algunas veces, es bien feo... se q es pq a veces me apuro mucho, quizas por la costumbre q tenia desde antes de comer rapido... pero hay algunas veces en las q me siento asi tambien comiendo mas lento, y ni ganas de comer me dan asi... mi pregunta es si eso sigue asi durante cuanto tiempo?... no es siempre igual verdad?, digo, sintiendo tan estrecho como baja la comida... es bien feo :(
    Bueno, eso mas q nada... ojala me pudieras responder esta pregunta!

    Muchos saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Hola Feff:
    Gracias por el comentario.
    Claro que te puedo responder a tu pregunta, aunque ya tu misma te has respondido. Los atorones son característicos de la Cirugía Bariátrica, más el bypass que la manga, pero en ambos puede pasar. Se produce como resultado de comer muy deprisa y no masticar bien los alimentos (aunque sean papillas). Esto normalmente ocurre en las primeras semanas e incluso meses después de la operación, pero va desapareciendo con el tiempo y con los nuevos hábitos que vamos adquiriendo. No obstante, si no notas una mejoría, consultalo con tu Cirujano, pues a veces ocurre una estenosis esofágica, que es una especie de "estrechamiento" del esófago, que aunque es sencillo de solucionar, necesita el tratamiento que te indicará tu Cirujano en caso de que el determine que esta sea la causa de tus "atorones".
    Ten en cuenta que tu nuevo estómago es como el de un bebé, que hay que enseñarlo de nuevo a comer. Por eso es importante desde ahora ir cambiando loa antiguos malos hábitos por unos más sanos, que es lo que a la larga nos garantizará los resultados de nuestra operación a largo plazo.
    Revisa en mi Blog los post antiguos. Puedes saber los títulos si haces clic en las fechas que encontrarás en la columna de la derecha (la verde). Hay más de un post dedicado a aconsejar que hay que hacer para llevar una alimentación sana, y además, los puntos que hay que tener en cuenta para comer correctamente.
    Según vayas revisando el Blog seguro irás encontrando explicación a algunas de tus dudas, así que ve mirándolo con calma, y si no, puedes preguntarme cualquier cosa puntual, que si está en mis manos te respondo con mucho gusto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. No pensé q obtendría respuesta tan pronto!, gracias :)
    Bueno, me has dejado plop con eso de q podrían ser meses, la verdad es q es bastante frustrante eso de estar atorada y q duela un poco... pero bueno, un sacrificio por otro :)
    Estaba mirando al comienzo de tu blog, eso de las apenas bajadas de peso... te pasaban en un comienzo también?... la verdad es q la primera semana bajé como avión unos geniales 6 kilos, estaba súper motivada, pero a la semana siguiente... paf sólo uno, me sentí muy frustrada, pensé q bajaría muchísimo peso el primer mes... algunas veces siento q estoy estancada y me preocupo, bueno, el doctor me ha dicho q no tengo q hacerlo, q todo va bien... pero me habían dicho q bajaría unos 15 o 18 kilos el primer mes y sólo llevo unos 12... pensé q podría lograr más!!!...
    Algunos somos impacientes jaja :p

    Saludos, nuevamente.

    ResponderEliminar
  10. Hola Feff:
    A veces respondemos pronto... otras veces tardamos más, depende de si entramos o no en el Blog.
    Cada persona es un mundo, unos bajamos más lentos que otros, pero lo importante es que todos bajamos, cada cual a su ritmo.
    Para evitar los atorones:
    - Come despacio... muy despacio.
    - Para de comer al primer síntoma de saciedad.
    - Mastica bien la comida, mínimo 30 veces cada bocado, de tal manera que no tengas que tragarlo, que es solo se deslice por tu garganta sin hacer el ademán de tragar.
    - Cumple la regla "30:0:30", esto es beber 30 minutos antes de las comidas, cero agus durante las comidas y no beber hasta 30 minutos despues de haber comido. Esto es bueno los primeros seis meses, y mejor si lo haces un hábito de por vida.
    - Cero bebidas con gas.
    No dejes de leer el siguiente post de mi Blog:
    http://venturasydesventurasdemimangagastrica.blogspot.com/2009/08/descubra-el-placer-del-comer-conciente.html
    Y convencete de que esto es un problema de paciencia y constancia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Miguel Arturo Este post esta de super lujo tanto que lo voy a mandar a engargolar para tener la info siempre a la mano.

    No me canso de agradecer que siempre se encuentran cosas y datos interesantes y valiosos para poder reafirmar un nuevo estilo de vida con los mejores hábitos de alimentación.

    Por eso no me extraña que tengas más de 100 visitas a tú blog cada día, si es referencia obligada sobretodo por que eres alguien que platica lo vivido.

    Un fuerte abrazo desde la Angelopolis

    ResponderEliminar
  12. Se me olvida FELICIDADES por mantener ese normopeso 70 kilates se dice fácil, llegar y mantener no cualquiera amigo No cualquiera

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tus comentarios "que hoy han llegado a pares"...
    Me alegra mucho (y me entusiasma)que el post haya sido de tu preferencia y que hayas encontrado en él el mensaje que pretendiamos trasmitir.
    Realmente el mundo de la nutrición adecuada es muy amplio, y prima el desconocimiento frente a una buena "cultura" alimentaria. Esa ha sido la causa de mi obesidad (no me da pena confesarlo) y, posiblemente, la de muchas otras personas que se han cerrado a entender verdaderas razones.
    Se bosqueja y se proponen alternativas que de ser asumidas pueden ser de valor para el que las asuma. La respuesta la tiene cada cual.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Amigo Artt...
    Perdona, antes se me ha pasado darte las gracias por tu felicitación, aunque creo que más que merecerlo, a estas alturas es una "obligación" cuidar el entorno para mantenernos dentro de lo establecido y recomendable.
    Pretendemos y luchamos a "brazo partido" por este setenta, a pesar de que en nuestro "fuero interno" deseemos los ideales 66,6 que tanto nos está costando alcanzar...
    Un saludo.

    ResponderEliminar